¿Abuso infantil no atender la obesidad?

En Gran Bretaña, el tema vuelve a ser motivo de debate; trabajadora social señala que debe ser considerada como un abuso por mala nutrición.

20/08/2012 3:54
AA

En Gran Bretaña, expertos en salud debaten si es posible acusar de abuso infantil a los padres de los niños que padezcan obesidad, por permitir que su hijo llegue a un límite que pone en peligro su salud.

El caso de una joven de 19 años, con 318 kilos de peso, que para salir de su casa para ir al hospital tuvo que ser ayudada por un grupo de bomberos, reavivó el tema.

La chica, habitante de Aberdare, al sur de Gales, necesitaba un tratamiento médico urgente, pero no cabía por la puerta de su casa, los bomberos tuvieron que derribar una pared para que ella pudiera salir.

La trabajadora social, Joanna Nicholas, con 17 años de experiencia señaló en entrevista con la BBC que la obesidad infantil debería ser tratada como una forma de abuso, tal como se considera cualquier tipo de mala nutrición.

La especialista, quien atendió a seis niños con obesidad extrema, señala que la obesidad de un niño es un tipo de abuso por el impacto físico y psicológico que esto provoca en su vida y las implicaciones en su salud.

“Siempre escuchamos que estos niños ya ni siquiera dejan su casa. Se quedan encerrados comiendo porque su existencia es tan miserable que nadie quiere su amistad”, explicó.

Por el caso de un niño, cuyos padres también sufrían obesidad crónica, Nicholas llegó hasta los tribunales para que el niño fuera retirado de la custodia paterna. Los progenitores insistían que no había ningún inconveniente con su hijo que ameritara la intervención social. Finalmente, la custodia les fue retirada.

 De acuerdo con los manuales oficiales británicos, si existe un daño grave en el desarrollo del niño y esto se debe al comportamiento de los padres o tutores, entonces es posible que intervenga un trabajador (a) social.

Colin Green, de la Asociación de Directores de Servicios Infantiles, comentó a la BBC que en estos casos también se debería consultar con los médicos, ya que un trabajador social no podría explicar en términos precisos cuáles son los impactos a la salud. (Con información de BBC)
 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: