Anorexia y bulimia marcaron a esposa de Alec Baldwin

Hilaria Thomas reveló que padeció trastornos alimenticios por su pasión al baile

03/01/2017 11:01
AA
Anorexia_y_bulimia_marcaron_A_esposa_de_Alec_Baldwin

Hilaria Thomas, profesora de yoga y esposa del actor Alec Baldwin, reveló recientemente uno de los capítulos de su vida más difíciles y que la marcaron para siempre: cuando sufrió anorexia y bulimia.

Thomas siempre se ha caracterizado por compartir con sus seguidores la trayectoria que ha seguido para convertirse en una especialista de la vida sana y activa, por lo que decidió contar por qué tuvo desordenes alimenticios y cómo los superó.

“Sin que yo me diera cuenta, la relación hasta entonces sencilla y liviana que mantenía desde niña con la danza cambió y dio paso a una dinámica más oscura. Forzaba mi cuerpo hasta el límite, sin importarme el dolor o el cansancio. Ahí fue cuando, poco a poco, la anorexia y la bulimia me enredaron en sus garras”, confesó en su libro The Living Clraerly Method.

Su salud estuvo en peligro

Debido a la paulatina pérdida de peso y el castigo físico al que se sometía, su salud se deterioró y estuvo en gran riesgo.

“Cuando cumplí 20 años y con una estatura de 1,60, pesaba casi diez kilos menos de los que debería. Las uñas se me rompían con facilidad, se me empezó a caer el pelo, no tenía el periodo y mi nivel de energía estaba por los suelos. Me sentía totalmente miserable y deseaba ponerme mejor como fuera”, dijo.

Posteriormente descubrió el mundo del yoga, el cual se convirtió en la profesión que la motivaría a abrir su propio estudio.

Aunque la práctica del yoga le ayudó a mejorar, en un comienzo provocó que prestara menos atención a su salud.

“Me gustaría poder decir que desde ese momento todo fue como la seda, pero algunas veces la situación tiene que empeorar mucho más antes de tocar fondo y empezar a mejorar. A pesar de que me dedicaba a ayudar a otros, no prestaba atención a mi propio cuerpo. Mi rutina consistía en largas jornadas de trabajo, y saltar las comida se convirtió en algo habitual”, reveló.

Superó sus trastornos

El momento en que comenzó a vencer la anorexia y bulimia, fue cuando sufrió una caída que le provocó un intenso dolor en la cadera, de la cual tardó un año en recuperarse.

“Mi año de recuperación resulto ser un año de despertar, en el que sane mi lucha por comer durante dos décadas y comencé a sentirme bien. Empecé a encontrar placer en participar plenamente en todo el proceso de comer, en lugar de vomitarlo o evitarlo. Los equilibrios que habían estado allí durante gran parte de mi vida volvieron a equilibrarse, y por eso me sentí cien veces mejor”, confesó.

(Con información de La Prensa y Bekia)


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: