¡Aprende a escuchar a tu cuerpo!

Algunas enfermedades no muestran síntomas tan marcados, pero el cuerpo nos lo hace saber

03/05/2016 12:49
AA
Aprende_a_escuchar_a_tu_cuerpo

Cuando nos enfermamos, en la mayoría de las veces manifestamos síntomas que nos permiten saber lo que tenemos y la forma de combatirlo; sin embargo, muchos de los padecimientos son silenciosos o muestran signos que pasan desapercibidos.

Las enfermedades silenciosas son las más graves debido a que no las identificamos desde sus primeras etapas, por lo que el problema avanza y se agrava.

A pesar de que no muestren síntomas tan marcados, el cuerpo nos lo hace saber mediante algunas señales, sólo es cuestión de aprender a escucharlo.

Por ello, a continuación te decimos siete técnicas que el cuerpo utiliza para alertarnos de que algo en nuestra salud no está bien.

  1. La orina: los cambios de color o consistencia, puede indicar que algunos órganos no están funcionando correctamente. Una orina “sana” es color amarillo y tiene un olor que no es fuerte, pero cuando es más oscura y tiene un aroma desagradable, es momento de acudir al médico.
  2. Cambios de peso: mantente alerto si subes o bajas de peso de manera repentina, sin hacer ejercicio o someterte a una dieta.
  3. Cambios en la piel: cuando hay deficiencia de vitaminas o calcio, la piel lo notifica ya que se seca, presenta manchas y los labios se parten. La caída del cabello y las uñas quebradizas son otros síntomas que se deben de considerar.
  4. Cansancio excesivo: es normal sentirte cansado, especialmente después de realizar muchas tareas, pero no lo es si todo el tiempo estás fatigado, débil o tienes dificultad para realizar tus actividades. Cuando no hay una explicación, lo mejor es consultar al especialista.
  5. Tardas en cicatrizar: si tienes una herida que no cicatriza, es posible que tengas alguna deficiencia de zinc o alguna enfermedad como la diabetes.
  6. Malestar físico: abarca desde el dolor de cabeza frecuente, cuerpo cortado, temperatura, mareos, diarreas excesivas, vómito sin cusa aparente o cambios en tu frecuencia cardíaca. Una frecuencia normal es de 60 y 100 veces por minuto. Si sobrepasas los 100 latidos, tienes una taquicardia pero si es menos de los 60 latidos, presentas bradicardia.
  7. Acudes mucho al baño: acudir mucho al baño no es buena señal y tampoco lo es si tu orina o desechos fecales tienen cambios en su forma, tamaño y color.

(Con información de familias.com)


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: