¿Cómo auxiliar a tu hijo si sufre una herida al jugar?

La Clínica Cleveland da 10 recomendaciones para dar primeros auxilios a las lesiones más frecuentes que se presentan en parques infantiles.

26/08/2014 11:11
AA

Si tu hijo sufre una leve lesión mientras está jugando, no te asustes, aquí te dejamos las claves para actuar de manera inmediata y eficaz, dependiendo del tipo de herida que sufra.

La Clínica Cleveland propone la siguiente guía de primeros auxilios:

  1. Cortes: Cuando los niños sufran cortaduras menores, se recomienda limpiar el área con agua, aplicar una venda adhesiva hasta que se forme costra. En caso de ser una herida más profunda, se sugiere enjuagar con agua y un jabón suave por cinco minutos, para posteriormente aplicar presión con una gasa o tela limpia por otros cinco minutos. Si el sangrado continúa luego de este proceso, se debe acudir al pediatra.
  2. Ampollas: La primera recomendación es no romper la ampolla, lavar cuidadosamente con agua y jabón suave, para luego aplicar una crema antibacteriana y cubrir el área con una gasa, la cual debe cambiarse una vez al día hasta que se cure.
  3. Labio roto: Se debe aplicar presión por 10 minutos con un tejido limpio para detener la hemorragia. Luego se debe limpiar la herida con agua y jabón suave, si la hemorragia no cede será necesario ir con el pediatra.
  4. Ojo morado: Aplicar compresas frías por espacio de 10 a 20 minutos. Se propone evitar la utilización de hielo o frío directamente sobre la zona afectada, así como no utilizar componentes químicos.
  5. Quemaduras por fricción: Se debe limpiar la piel con agua y jabón, sin aplicar hielo o agua helada. Retirar cualquier suciedad con pinzas esterilizadas, aplicar un antiséptico y colocar un apósito amplio, de modo que el adhesivo no quede sobre la herida. Se propone también tomar una dosis apropiada de ibuprofeno o paracetamol para disminuir el dolor.
  6. Huesos rotos: Para darte cuenta de un hueso roto, se debe escuchar un chasquido al producirse la herida, así como presentar inflamación, moretones, dificultad o dolor con el movimiento o dolor al tacto. Posteriormente, retirar la ropa del área afectada y aplicar un paquete con hielo, inmovilizar la zona con algo que pueda servir como una tablilla. Luego es necesario buscar asistencia médica.
  7. Astillas clavadas: Con cinta de embalaje ponerla encima de la astilla y tira de ella, también se pueden utilizar pinzas o una aguja esterilizada; posteriormente, limpiar con jabón y agua.
  8. Hemorragia nasal: Se recomienda sentar al niño e inclinar su cuerpo ligeramente hacia adelante para evitar que la sangre se vaya a la garganta. Con un pañuelo o toalla húmeda pellizca al mismo tiempo la parte blanda de su nariz contra el montículo óseo duro con tu dedo pulgar e índice. Si la hemorragia no cede será necesario ir al médico.
  9. Torceduras: Luego de una lesión de este tipo se recomienda descansar, aplicar hielo, emplear compresión en la zona y mantenerla elevada. Aplicar hielo por ciclos de 20 minutos y otros 20 minutos de descanso. Posteriormente, llevar al niño al médico.
  10. Si el niño pierde un diente: Se recomienda no frotar ni eliminar tejido, coloca el diente en un recipiente con leche o agua con una pizca de sal y visita al dentista lo antes posible.

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: