¿Cómo educo a mi hijo para comer bien?

Los padres son los responsables de la obesidad de sus hijos y las consecuencias en su salud, reveló experta a SUMEDICO Radio.

25/04/2011 8:58
AA

“Como comen los papás, igual van a comer los hijitos”, aseveró en SUMEDICO Radio la nutrióloga Nadia Montes Ríos, con lo cual estableció que tanto el papá como la mamá son responsables de la obesidad de sus niños y de los problemas que esto conlleva, como son lesiones en articulaciones que les impiden tener juegos como el futbol, o incluso enfrentar problemas emocionales al ser blanco de burlas de sus compañeros en la escuela. Escucha aquí la entrevista.

La también educadora en diabetes estableció que los padres deben tomar conciencia de su responsabilidad, pero también de que no es a través de castigos como lograrán que sus hijos acepten alimentos saludables. “No se trata de espantar o de satanizar –cierta comida–, ni de crear miedo, los niños ahora son muy inteligentes y aprenden fácilmente, lo que necesitan es conocer los alimentos saludables y saber que no son aburridos”.

En todo caso, insistió, son los papás quienes deben de establecer las bases, primero con horarios y hábitos bien establecidos, es decir no se va a ingerir ningún tipo de comida durante entre los tiempos establecidos para el desayuno, comida, cena y colaciones.

Otro aspecto importante es no utilizar el ofrecimiento de productos no saludables, dulces o frituras como papas o chicharrones, como “premio” para que el niño cumpla con una labor o realice una tarea determinada.

La especialista Nadia Montes destacó un aspecto importante, el que los papás sean constantes, pues en muchas de las ocasiones refieren que a sus hijos no les gustan las frutas o las verduras, pero es porque tampoco se las ofrecen. “Tienen que ser más creativos, si una presentación no funcionó, pues que prueben con otra, a lo mejor hay verduras que a los niños no les gustan cocidas, pero sí crudas”.

Otro aspecto importante, agregó, es explicarles el porqué no deben de consumir algunos productos, como es el caso de los refrescos, los cuales contienen mucha azúcar, pero además carbonatos y gases que le pueden hacer sentir satisfecho, pero que no le hidratan y además le provocarán estar obeso y no poder jugar mejor.  Ante ello la alternativa es ofrecerle agua de fruta, con poca azúcar o sustitutos de esta, pero lo mejor es ofrecerle agua simple, “los papás dicen es que no le gusta, pero lo que pasa es que no se la ofrecen y se debe explicar que es mejor para que esté hidratado”, puntualizó la especialista.

Lo mismo es con otros productos, como las frituras, donde debe de explicárseles que no les nutre y sí en cabio les proporcionan grandes cantidades de grasas que pueden provocarles enfermedades, al tiempo de ofrecerles alternativas como fruta o verdura rayada acompañada de limón. Los chicharrones y papas deben dejarse para situaciones ocasionales, cada 15 días o al mes.

En cuanto a los dulces, concluyó, también deben de ser en situaciones especiales, como fiestas, o cuando mucho cada tercer día, pero no a diario, explicándole que además de obesidad les pueden dañar los dientes.


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: