Cansancio no es consecuencia del envejecimiento

Tener fatiga o pérdida de apetito, es señal de que algo no está bien en el organismo

04/01/2017 4:00
AA
Cansancio_no es consecuencia del envejecimiento

Cuando tenemos mucho cansancio consideramos que el envejecimiento es el responsable, pues conforme pasan los años se va perdiendo la energía para aguantar las mismas jornadas; sin embargo, la edad no tiene que ver.

El doctor Christopher Callahan, director del Centro de Investigación del Envejecimiento de la Escuela de Medicina de la Universidad de Indiana, explica que la postura fatalista de creer que el envejecimiento es el responsable del cansancio, se basa en suposiciones totalmente erróneas, que infortunadamente son ampliamente aceptadas.

Detalla que el cansancio, la debilidad y la depresión, no son consecuencias de envejecer, en cambio, son una señal de que algo no está bien y que hace falta una evaluación médica.

“Las personas tienen una percepción, promovida por nuestra cultura, de que el envejecimiento equivale a deterioro”,  concuerda la doctora Jeanne Wei, geriatra quien dirige el Instituto Donald W. Reynolds sobre Envejecimiento de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad de Arkansas.

Añade que muchos adultos mayores tienen buena salud por largo tiempo, además de que las enfermedades son más sencillas de tratar gracias a la variedad de medicamentos existentes.

El envejecimiento es gradual

La especialista aclara que si bien es cierto que los cuerpos de las personas cambian con el paso de los años, hay que comprender que esto es un proceso gradual.

Si repentinamente los pensamientos se vuelven borrosos, no confías en tu memoria, te mareas, pierdes el equilibrio, no puedes dormir o tienes muchas ganas de orinar durante la noche, no quiere decir que la vejez ha llegado, sino que algo en tu organismo no está bien.

Causas de malestares

Los especialistas indican que hay cuatro malestares comunes que la gente atribuye a la edad, pero que realmente tienen otra causa.

Fatiga

Estar cansado todo el tiempo puede deberse a varias causas como los  medicamentos para la presión arterial, problemas del sueño, dolor, reflujo gastrointestinal, infecciones, artritis, problemas de tiroides, mala nutrición y consumo de alcohol.

Para remediarlo hay que consultar al médico y mantenerse siempre activo.

Pérdida del apetito

No comer y perder peso aumenta el riesgo de desarrollar deficiencias nutricionales y fragilidad, además de que eleva la probabilidad de una muerte precoz.

Los principales causantes son disminución de la secreción de saliva ocasionado por algunos medicamentos, constipación, depresión, aislamiento social, problemas dentales, enfermedades e infecciones.

Depresión

Estudios han demostrado que los adultos mayores tienden a ser más felices que otros grupos de edad y que sólo el 15% padece depresión en diferentes grados.

Enfermedades como la diabetes, cáncer, artritis, accidentes cerebrovasculares, problemas de audición o visión, así como cambios de la vida como pérdida del cónyuge o mudanza a un retiro, son los principales detonantes.

Debilidad

La sarcopenia (pérdida notable de masa muscular y fuerza), es la principal causa de este malestar que afecta a cerca del 10% de los adultos mayores de 60 años.

De no tratarse el padecimiento, se corre el riesgo de caídas, problemas de equilibrio, movilidad y resistencia.

La atrofia muscular es otra causa en personas que alcanza los 40 años y se acelera durante los 70.

Los especialistas indican que de experimentar alguno de estos síntomas, hay que acudir inmediatamente con el médico para una valoración y recibir el tratamiento indicado.

(Con información de CNN)


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: