Cinco posturas que impiden el orgasmo

Una postura puede ser la responsable de que no logres orgasmos

24/11/2016 4:02
AA
Cinco_posturas_que_impiden_el_orgasmo

¿Siempre que tienes sexo te cuesta llegar al orgasmo a pesar de que lo estés disfrutando mucho y sientes una alta excitación? Tal vez el problema está en la postura.

Muchos son los factores que intervienen para lograr un orgasmo como el lugar, la pareja, las técnicas de seducción y la química entre ambos, pero hay otro que muy pocos saben que son las posturas sexuales.

Así como hay posiciones que dan un mayor placer, hay otras que pueden impedir que tengas un orgasmo, sobre todo porque no hay un contacto con el clítoris, el principal responsable de los orgasmos.

Si este es tu caso, tal vez estés realizando incorrectamente alguna de las siguientes cinco posiciones.

El misionero

Aunque es una postura muy cómoda para las mujeres, pueden tener problemas para tener un orgasmo ya que el clítoris está fuera de juego.

Lo recomendable es que la mujer se coloque arriba para que pueda frotar el clítoris con el cuerpo de su pareja. Un anillo vibrador también es otra opción.

Vaquera al revés

En esta posición, el clítoris también se queda fuera.

Si te gusta mucho o a tu chico estar así, intenten con la estimulación manual del clítoris mientras él penetra. Contemplarse en ese momento hará que los dos pierdan el control.

De pie

Tener sexo de pie parece excitante y sencillo porque es lo que muestran muchas películas, pero la realidad es que es complicado y no muy placentero.

Las diferencias de altura, el ángulo de la penetración, el peso corporal, la resistencia, entre otros aspectos, impiden que ambos disfruten de la relación.

La mejor forma de practicarla es que el hombre apoye una pierna sobre la silla para resolver la diferencia de altura. La mujer deberá abrir las piernas todo lo que pueda para que el clítoris se estimule mejor.

De perrito

Si bien es una de las preferidas de los hombres, para muchas mujeres puede ser incómodo y doloroso.

Cuando la pareja utiliza esta posición, el hombre suele penetrar con más fuerza, lo que lastima a la mujer, además de que mantenerse sobre las rodillas por mucho tiempo resulta molesto.

Para practicarla lo mejor es colocar la mano en la base del pene para limitar la penetración y tener movimientos rápidos y cortos.

“Es una buena posición para encontrar la mejor manera con la que estimular tu punto G”, explica la terapeuta sexual y familiar Kat Van Kirk.

De cuchara

Es la ideal cuando despertamos o tenemos algo de pereza, pero no de las mejores para lograr un orgasmo.

La clave es levantar la pierna superior para que el hombre tenga más facilidad de estimular el clítoris.

Asimismo, procura que al momento de la penetración, él empuje con el pene contra los músculos cerrados, para que de esta manera la punta toque el clítoris.

(Con información de Women’s Health)


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: