Cuidar tus oídos te da equilibrio

El otorrinolaringólogo José Bernardo Oliver comparte con SUMEDICO algunas recomendaciones para mantener limpios nuestros oídos.

25/10/2011 11:03
AA

Para tener  buen oído y limpio, no es necesario acudir frecuentemente con el otorrinolaringólogo, sino simplemente evitar maltratar y dañar los oídos con objetos como cotonetes, pasadores y llaves.

En entrevista con SUMEDICO, el otorrinolaringólogo José Bernardo Oliver,  dijo que los oídos tienen un proceso de auto-limpieza y no necesitan ayuda de objetos extraños que lejos de ayudar a limpiar sólo los dañan al introducir toda la suciedad del exterior hacia el interior.

El cerumen, comúnmente conocido como cerilla, no es suciedad refiere el Dr. Oliver, sino parte del mismo oído que ayuda en el proceso de limpieza y evita que las bacterias se alojen en su interior.

El especialista recomienda algunos consejos básicos para mantener limpios los oídos:

  • No tocar los oídos
  • No introducir cotonetes
  • No introducir pasadores
  • No introducir llaves
  • Limpiar con una toalla húmeda sólo hasta donde entre nuestro dedo meñique
  • Si se mete agua a la hora de bañarnos o al nadar sacarla por gravedad, es decir inclinando la cabeza
  • De usar objetos para sacar el agua del oído es posible que las personas se causen una dermatitis por humedad

De acuerdo con el especialista de los oídos, cuando las personas tratan de limpiarse los oídos con estos objetos lejos de lograr su propósito sólo ayudan a las bacterias y a la suciedad a llegar más adentro. Esto ocurre porque mientras la limpieza debe hacerse de adentro hacia afuera, el mecanismo de estos objetos es de afuera hacia adentro.

El especialista dice que además de introducir la posible suciedad externa al interior del oído, se empuja todo el cerumen formando un tapón que impide que escuchemos bien, lo cual ya implica que tenemos un desequilibrio en nuestro cuerpo que puede incluso provocar la sensación de vértigo.

“Muchas personas se limpian los oídos con cotonetes porque sienten un placer al hacerlo, pero tienen que entender que eso es perjudicial para sus oídos”, dice el Dr. Oliver. Y en el caso de que sepa que acumula tapones debe visitar al otorrinolaringólogo cuando menos una vez al año o cada seis meses si es más recurrente.

¿Tengo un tapón de cerumen?

El especialista dice que una persona no puede saber si tiene un tapón de cerumen o una inflamación causada por otra cosa como podría ser una infección, sino que solo percibe que no escucha bien y es ahí cuando debe acudir al especialista a ver la causa de su sordera.

Sólo un otorrinolaringólogo está capacitado para retirar tapones de cerumen, explica el Dr. Oliver, pues aunque en algunas ocasiones una gota de agua oxigenada sirve para retirar cerumen, cuando el tapón ya está bien formado sólo ayuda a reblandecer y el especialista debe retirarlo.

 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: