¿Debes dejar que tu mascota te bese la cara?

Algunas infecciones llamadas zoonóticas si pueden ser transmitidas entre animales y humanos

16/11/2016 11:32
AA
Qué_riesgos_hay_en_dejar_que_nuestra_mascota_nos_bese_la_cara

Muchos dueños de mascotas consideran a sus animales como miembro de la familia.

Muchas de las personas que tienen mascotas en casa permiten que su perro o gato les lama en la mejilla e incluso que les den besos en la boca como un símbolo de afecto entre los dos. Sin embargo, es pertinente preguntarse qué riesgos puede conllevar esta actividad entre humanos y animales, sobre todo teniendo en cuenta que ambos comparten parásitos que pueden ser transmitidos de un lado a otro.

¿Dónde está el peligro?

De acuerdo a una práctica de la Asociación Estadounidense de Medicina Veterinaria no deriva en ningún peligro siempre y cuando se cumplan unas reglas tanto en el dueño como en la mascota.

  1. Si realmente se quiere a la mascota hay que tener sus ciclos de desparasitación claros, así mismo si hay un ciclo para la mascota lo mejor es que todos en la casa lo hagan para hacer un mejor control ambiental en el hogar.
  2. Aunque la mayoría de las enfermedades infecciosas que afectan a los perros y gatos no afectan a los humanos y viceversa, algunas infecciones llamadas zoonóticas si pueden ser transmitidas entre animales y humanos.
  3. Entre las bacterias zoonóticas más comunes que pueden causar enfermedades en humanos están la salmonella, clostridium, E. coli y campylobacter.
  4. Los perros y gatos adicionalmente pueden transmitir “infecciones fúngicas” como la dermatofitosis y el áscaris.
  5. Es recomendable evitar por completo esta práctica ya que “dejarse lamer la cara o darle picos a la mascota no es un comportamiento normal. Para los animales esta actividad no es una demostración de afecto sino un simple acto de acicalamiento.
  6. Tanto perros como gatos en su proceso de acicalamiento pueden contraer bacterias de su pelaje y una alta placa bacteriana.

Finalmente, la BBC cita un estudio que se llevó a cabo en Francia entre 2001 y 2011 donde se muestra que “42 niños menores de 4 años resultaron infectados con la bacteria Pasteurella multocida que se encuentra de forma natural en la saliva de los animales, casi la mitad de los niños estudiados eran bebés recién nacidos y la mayoría de estos fueron infectados por perros o gatos que los habían lamido.

Las personas más vulnerables a esta actividad son los niños, ancianos y personas con un sistema inmune débil con enfermedades virales por lo que hay que poner mayor atención sobre ellos.

(Con información de BBC Mundo).


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: