El corazón roto podría deberse al estrés

Este síndrome puede desencadenarse por situaciones de estrés emocional o el estrés físico.

12/05/2015 3:59
AA

La forma que toma el corazón cuando una parte deja de funcionar debido a lo que se le conoce como síndrome del corazón roto o cardiomiopatía por estrés, similar al Tako-Tsubo, un bote o tarro con cuello estrecho que usan los pescadores para cazar pulpos en Japón. 

 
Iván Núñez Gil, cardiólogo del Hospital Universitario Clínico San Carlos de la Comunidad de Madrid, explicó que las primeras descripciones de la enfermedad se realizaron en Japón en los años 90, por eso la denominación de Tako-Tsubo para este síndrome cardíaco reversible que imita clínicamente un síndrome coronario agudo.
 
Este síndrome puede desencadenarse por situaciones de estrés emocional, como la muerte de un familiar, recibir malas noticias, discusiones con personas queridas o hasta una fiesta sorpresa. También puede intervenir el estrés físico de una cirugía, una enfermedad grave, un dolor intenso o el abuso de sustancias.
 
Los síntomas se asemejan a un infarto agudo al miocardio: dolor en el pecho y mareos. En el momento de urgencia se trata igual que un infarto, pero al hacer un cateterismo se observa que no hay obstrucciones en las arterias coronarias como ocurre en el infarto.
 
El tratamiento es el inicial para un infarto, tras el diagnóstico se toman medidas según el paciente y la afectación hasta la recuperación del corazón en los siguientes días. 
 
En el síndrome del corazón roto, una parte deja de funcionar y tras la fase aguda y después hay una recuperación que no deja ninguna secuela, por lo que no se puede detectar la ocurrencia.
 
Nuñez Gil indicó que este incidente puede ocasionar la muerte de la persona en los casos en los que existen otras enfermedades de base o  una afectación extensa del corazón.
 
La enfermedad puede presentarse a cualquier edad, sin importar sexo o raza, pero se ha observado mayor prevalencia en mujeres postmenopáusicas, alrededor de los 70 años de edad (Con información de Infosalus). 

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: