¿Enferma o cansada? No dejes de lucir bella

Conoce los cinco trucos que te harán lucir radiantes aunque estés enferma o cansada

18/05/2016 10:56
AA
Enferma_o_cansada_No_deje_de_lucir_bella

El cansancio o alguna enfermedad, provocan que el rostro luzca demacrado, con ojeras y sin brillo, algo que puede afectar el ánimo y que además no es tan sencillo de eliminar.

Existen muchos remedios para erradicar estos efectos; sin embargo, muchas veces por la falta de tiempo, no se pueden realizar, especialmente cuando despertamos con el problema, por lo que es necesario buscar opciones más rápidas.

Una herramienta que nunca falla es el maquillaje, el cual puede hacer maravillas si se conocen las técnicas adecuadas como las que a continuación te decimos:

  1. Aplica una loción hidratante en lugar de una base gruesa de maquillaje. Extiéndela por las zonas más pálidas y si tienes piel seca, opta por un cosmético cremoso de base oleosa.
  2. Dale color a tus mejillas con un rubor que haga juego con el resto de tu maquillaje. Si es posible, utiliza un producto en crema ya que es más fácil extenderlo. Para que tu rostro luzca más iluminado, puedes utilizar tonos cálidos a lo largo de la línea del cabello y a los lados de las mejillas. En caso de que tu piel sea grasosa, aplica polvo compacto desde la frente hasta la barbilla.
  3. Para disimular los ojos cansados, elige sombras de tonos carne o pastel y evita los oscuros, sobre todo en el párpado inferior, pues sólo resaltará la inflamación. Riza rus pestañas y pon rímel en las de arriba para que luzcan más voluminosas. Por último, traza la línea del borde interno del ojo con un lápiz de color carne para que te dé un efecto de iluminación.
  4. Utiliza un corrector que sea hasta dos tonos más claros que el color de tu piel para ocultar las ojeras. Recuerda aplicar una capa ligera ya que los excesos pueden causar arrugar o resaltar las líneas de expresión.
  5. Los labios, son una de las zonas más delicadas y que se agrieta con facilidad cuando hay alguna enfermedad, cambios bruscos de temperatura o deshidratación. Para mejorar su aspecto y que luzcan naturales, utiliza un labial con fórmulas hidratantes y de preferencia en tonos claros. Si aplicas un tono mate, usa un bálsamo acondicionador antes del labial para que les des un brillo extra. En caso de que tengas células muertas, realiza una exfoliación con azúcar y miel.

(Con información de Mejor con Salud)


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: