Enjuague bucal: ¿La increíble solución a la gonorrea?

El enjuague bucal redujo las bacterias en personas infectadas con la enfermedad de transmisión sexual

23/12/2016 11:20
AA
Enjuague_bucal_La_increíble_solución_a_la_gonorrea

Realizar gárgaras con un enjuague podría reducir a la mitad las bacterias que causan la enfermedad.

Un estudio del Melbourne Sexual Health Center de Australia y publicado en Sexually Transmitted Infections presentó un avance contra la gonorrea. Según sus resultados, el enjuague bucal podría ayudar a curar esta enfermedad de transmisión sexual.

Se hicieron 2 experimentos. En el primero probaron si dos productos marca Listerine, Cool Mint y Total Care, podrían frenar el crecimiento de las bacterias en placas de Petri, platos de vidrio de 10 cm de diámetro que se utilizan para el cultivo de bacterias. Los dos productos fueron elegidos por tener alcohol lo cual podría impedir el crecimiento de las bacterias.

Los investigadores mezclaron una medida del producto con cuatro partes de agua para lograr detener el crecimiento de las bacterias después de un minuto.

El segundo experimento consistió en analizar a 58 voluntarios con gonorrea en sus gargantas. Algunos de ellos hicieron gárgaras durante un minuto con el enjuague bucal y otros con una solución de agua salada. Después de 5 minutos revisaron las gargantas de los participantes.

Quienes se habían sometido a las pruebas con el enjuague bucal redujeron las bacterias hasta la mitad y eran un 80% menos propensos a dar positivo para la gonorrea en comparación con los que hicieron gárgaras con la solución de agua salada.

Los científicos afirmaron: “Esta intervención fácilmente disponible, sin preservativos y de bajo costo puede tener implicaciones de salud pública muy importantes en el control de la gonorrea“.

Como pudo comprobar el estudio, el enjuague bucal fue más efectivo para eliminar las bacterias ubicadas en las amígdalas que las localizadas más abajo en la garganta.

“Puede ser que el enjuague bucal alcance las amígdalas más que la parte posterior de la garganta durante el uso y resaltamos la necesidad de hacer gárgaras y no sólo enjuagar”, agregaron.

Listerine, en 1879, ya había anunciado que con su producto se podría prevenir la enfermedad pero recién en 2016 se comprueba a través de este estudio. En ese entonces, se lo utilizaba como antiséptico quirúrgico y en 1914 se empezó a vender sin receta.

Sin embargo, los investigadores dijeron que aún se necesitan más pruebas porque el estudio tiene una muestra pequeña. Además, los resultados fueron evaluados 5 minutos después del uso del enjuague bucal por lo que no se sabe si el mismo tuvo un efecto de corta o de larga duración.

(Con información de 20 minutos)


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: