Es necesaria la felicidad en la oficina

Para una psicóloga española, el 40% de las discusiones maritales tienen origen en algún problema del trabajo.

21/10/2010 4:13
AA

Así como se nos ha inculcado que ser felices en verdad depende, principalmente de la tranquilidad que otorgan ciertos valores, tanto materiales como subjetivos, pocas veces nos ponemos a pensar que el trabajo es uno de esos agentes que pueden generar nuestra felicidad.

Para la psicóloga María Jesús Álava, es indispensable, y casi obligatorio, ser felices en el trabajo. La razón es muy simple: es precisamente en el trabajo en donde pasamos en donde pasamos dos terceras partes del día.

De ahí que comente la psicóloga: “Si no somos capaces de ser felices en nuestro entorno laboral, estaremos desperdiciando gran parte de nuestro día”.

“Aunque no lo sepamos –continúa la doctora–, el 40% de los casos de ansiedad y una de cada cuatro discusiones de pareja tienen su origen en el trabajo”.

Errores de escritorio

La doctora comenta que la felicidad dentro del trabajo también depende de cómo actuemos y de la manera como nos comportemos con los demás.

Los errores de oficina más comunes recaen en la gestión del tiempo, ya que son pocas las personas que se ponen como meta una hora para llegar a casa, por ejemplo. Los problemas del trabajo pueden hacer caer en el pesimismo al trabajador, y eso no sólo va a ser molesto para él durante todo el tiempo que pase en el trabajo, sino repercutirá en su efectividad laboral. +

Un detalle muy importante es que los trabajadores deben hacer sentir a los jefes que no están en venta y que su sufrimiento no puede comprarse con nada.

Finalmente, está el trato con los compañeros. Para la doctora es importante no sólo no llevarse mal con los compañeros de trabajo y, sobre todo, no pedirles nada que no puedan hacer, nada que les exija dar lo que no pueden.

Reglas de oro para alcanzar la felicidad en el trabajo

  • Debemos reflexionar durante 30 minutos al día, lo que supone un 3% de nuestro tiempo. Sin reflexionar es imposible aprender.
  • El trabajo es importante, pero no lo es todo en la vida.
  • Tenemos que saber decir «no» a nuestros jefes, y también a nuestros compañeros.
  • No podemos renunciar a nuestro derecho de cambiar de opinión, cometer errores o decir “no lo sé” sin avergonzarnos.
  • Debemos evitar caer en la provocación, la psicologìa nos enseña que quien cae en ella no controla sus emociones y, por tanto, tampoco maneja sus respuestas.
  • Actuar con inteligencia emocional para que nuestro bienestar depende de nosotros mismos y no de los demás.

(Con información de ABC Madrid)

 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: