Fármaco provocó que crecieran senos a hombres

El medicamento es el Risperdal que se utiliza para trastorno bipolar y esquizofrenia

15/12/2016 10:49
AA
Fármaco_provocó_que_crecieran_senos_a_hombres

Cerca de 13.000 hombres en Estados Unidos, demandarán a la compañía Johnson & Johnson por el fármaco Risperdal, (que se utiliza para tratar el trastornos bipolar y ansiedad) debido a que les provocó el crecimiento de senos.

Eddie Bible es uno de los hombres afectados que a los 13 años comenzó a tomar el medicamento para tratar su trastorno bipolar; sin embargo al año y medio sus senos crecieron, algo que se conoce como ginecomastia.

“Tenía senos más grandes que las niñas en mi escuela”, señala.

La ginecomastia se caracteriza por el crecimiento excesivo del tejido mamario de los hombres y aunque suele ser común en los adolescentes, en este caso el problema fue mucho mayor.

“Si yo hubiera sabido cuál era el efecto secundario del medicamento nunca lo hubiera tomado”, dijo.

La empresa no notificó sobre los efectos

En el año 2000, Eddie comenzó a tomar el medicamento, pero fue hasta 2006 y diez años de que Risperdal estuviera en el mercado, que la empresa informó en sus etiquetas que uno de los efectos secundarios es la ginecomastia.

Para Eddie y cientos de hombres, la alerta llegó muy tarde.

“En retrospectiva, me siento como un experimento”, confesó.

Ante la polémica, Johnson & Johnson declaró que el medicamento es considerado muy útil para las personas que sufren enfermedades mentales y que son los médicos quienes deciden la mejor manera de tratar a sus pacientes.

Asimismo, el Risperdal se encuentra dentro de la lista de “medicamentos esenciales” de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“Es de las medicinas mínimas necesarias para garantizar un sistema de salud básico”, señaló la empresa.

Risperdal siempre ha causado controversia

La ginecomastia no ha sido el único problema del fármaco, pues desde 1994 que salió al mercado, ha estado en el centro de atención, más allá de los efectos secundarios no revelados.

En total, la compañía ha pagado más de 2.000 millones de dólares en multas y acuerdos con entidades tanto estatales como gubernamentales por demandas, así como por denuncias civiles y criminales sobre el uso de Risperdal y otros dos fármacos,

Una de estas demandas se dio en 2013, cuando el Departamento de Justicia aseguró que Risperdal y los otros dos fármacos de Johnson & Johnson, fueron recetados para pacientes con demencia cuando el fármaco era exclusivamente para tratar la esquizofrenia, además de que su uso no fue aprobado por la Administración de Alimentos y Medicamentos.

“La conducta que le concierne a este caso perjudicó la salud y la seguridad de los pacientes, así como la confianza pública”, declaró el entonces fiscal general Eric Holder.

De igual manera, el fármaco se administró en niños y personas con problemas mentales, a pesar de que la empresa conocía los problemas de salud que podría causar.

Otra de las acusaciones hacia la compañía fue que los representantes de ventas dijeron a los médicos que si querían recibir los honorarios por participar en las charlas que Janssen organizaba, debían recetar el fármaco. Sin embargo, la compañía culpó a los representantes de ventas.

“Janssen no ordenó a representantes de ventas para promover el uso de Risperdal en niños o adolescentes y no aprobó ventas enfocadas en niños o adolescentes. Risperdal es un medicamento seguro y efectivo que ha ayudado a millones de personas a vivir mejor durante más de dos décadas”, declaró Johnson & Johnson.

El medicamento se sigue recetando

En el caso de la ginecomastia, más de 13 mil personas fueron afectadas y lo preocupante, indica el abogado de Eddie, Jason Itkin, es que los médicos siguen prescribiendo el Risperdal.

“Desafortunadamente, las multas pasadas que ya pagó J&J no ayudaron para nada a aquellos que sufrieron directamente el bullying y el acoso por desarrollar senos”, dijo.

Añadió que la información sobre los efectos secundarios, fue retenida para aumentar las ventas.

“A mediados de los 90 y principios de los 2000, Johnson & Johnson tomó conscientemente la decisión de retener información importante sobre su fármaco para poder, esencialmente, aumentar las ganancias vendiéndosela a niños. J&J hizo todo lo posible para herir a estos menores y ahora la información ha salido a la luz”, explicó.

Por ello, señaló , es necesario demandar a la compañía y que ésta indemnice a los afectados, que si bien esto no eliminará el acoso que sufrieron ni detendrá el bullying, ayudará a los demás a enterarse de la situación y así evitar más casos.

“La siguiente parte es, ojalá, ayudar a J&J a encontrar su camino de regreso. Quiero decir, esta es una compañía que, se supone, debe ayudar a las personas y en su lugar ha terminado hiriendo a los niños”, enfatizó.

A pesar de todo, J&J sostiene que su producto es seguro y que seguirá ayudando a millones de personas como la ha hecho desde que fue creado.

(Con información de CCN)


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: