¿Qué función tiene la cerilla de los oídos?

Se utilizó en los primeros bálsamos labiales porque se creía lubricaba

30/05/2016 4:00
AA
Para_qué_sirve_la_cerilla_de_los_oídos

Si creías que la cerilla de los oídos o cerumen está de sobra y que sólo es desagradable, entonces debes conocer un poco más sobre ella, ya que cumple con importantes funciones para mantener nuestra salud en buen estado.

Esta sustancia es producida por la parte más externa del conducto auditivo gracias a una mezcla de entre una y 2,000 glándulas sebáceas y sudoríparas modificadas, así como trozos de cabello, piel muerta y otros desechos corporales.

Años atrás, se creía que la cerilla era para lubricar, por lo que incluso los primeros bálsamos labiales eran producidos con ella. También se pensó que prevenía el paso de los insectos a las cavidades internas de la cabeza, pero diversas investigaciones han abundado más en el tema y han encontrado datos interesantes.

Investigadores de los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos, descubrieron en 1980 que la cerilla logra matar varias cepas de bacterias entre las que se encuentra la Haemophilus influenza, la cual causa una infección diferente de la gripe.

En 2011 otro grupo de investigadores, determino que 10 péptidos del cerumen, evitan el crecimiento de bacterias y hongos.

Sin embargo, en el año 2000 un estudio realizado en la Universidad de La Laguna en las Islas Canarias, encontró que en la mayoría de los casos, el cerumen favorece el crecimiento de las bacteria como la E. coli, aunque a diferencia de las otras investigaciones, aquí se utilizo cerilla húmeda, mientras que la otra fue seca.

La mayoría de las personas tiene cerilla húmeda y tanta es su presencia que incluso se ha utilizado para rastrear los antiguos patrones de la migración humana.

La cerilla no es dañina, pero hay que removerla ya que puede causar problemas que deriven en la pérdida de la audición, aislamiento social e incluso paranoia leve.

Para ello, se puede utilizar aceite de almendras o de oliva para ablandarla y que salga más fácil.

El uso de hisopos no está recomendado debido a que se corre el riesgo de perforar el tímpano o empujar hacia dentro el cerumen, además de que el algodón puede caerse y quedarse atrapado en el interior de canal auditivo.

Otra práctica que debe evitarse es la conocida como velas de oído, la cual consiste en prender una vela hueca de cera de abeja o parafina en la oreja para que con el calor, se derrita la cera y así se pueda quitar fácilmente.

En caso de que tengas acumulada y te cause molestias, no intentes removerla y mejor acude con el médico para que te indique el mejor método.

(Con información de BBC)


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: