La depresión en la Casa Imperial de Japón

La Princesa Aiko y su madre Masako, viven con depresión y estrés

09/11/2016 2:45
AA
La_depresión_en_la_Casa_Imperial_de_Japón

Siempre se ha tenido la idea de que la vida de las princesas y reinas es la mejor, llena de alegrías y dichas, pues tienen todo lo que pueden imaginar en el momento que lo desean, pero ¿realmente es una vida perfecta?

Para la Princesa Aiko, hija del Heredero al trono nipón, la vida es diferente ya que sufre de depresión y estrés al igual que su madre Masako, quien la padece desde hace dos décadas.

De acuerdo a la Agencia de la Casa Imperial japonesa, la joven de 14 años de edad, no ha ido a la escuela desde hace un mes debido a la “fatiga” que le han ocasionado los primeros exámenes tras las vacaciones de verano, además de que al parecer, ha hecho demasiado esfuerzo en las clases de deportes y su salud física se ha resentido gravemente.

Tras ser examinada por los médicos del Hospital de la Casa Imperial, no han encontrado algún problema físico, sino que atribuyen sus malestares al cansancio.

Sufre bullying

Por su carácter tímido e introvertido, Aiko ya había tenido problemas en su colegio debido al bullying de sus compañeros.

En 2010, dejó de ir a clases por el acoso de sus compañeros de primaria. Cuando volvió, sólo estuvo dos horas en clases y siempre acompañada por su madre.

Masako, una diplomática formada en Harvard, sabe a la perfección lo que atraviesa a su hija porque ella misma ha vivido un cuadro depresivo dese que se casó con el Príncipe Heredero Naruhito en 1993.

La razón de su depresión son las rigurosas normas de la Familia Imperial nipona.

La presión es demasiada

Además de la depresión, Masako vivía bajo una constante presión por embarazarse y dar a luz a un niño porque en Japón, las mujeres no pueden heredar el Trono del Crisantemo.

En 1999, sufrió un aborto y el 1 de diciembre del 2001, nació la princesa Aiko.

Ante esto, el gobierno de aquel entonces, promovió la abolición de la ley sálica, pero en 2006, nació el primer varón de la Casa Imperial en los últimos 40 años.

Por ello, el pequeño Hisahito, hijo del Príncipe Akishuino y su esposa Kiko, desplazó a su prima de la línea de sucesión.

Tras vivir alejada del trono, la Princesa Aiko se ha adaptado a su nueva vida, mientras que su madre trata de superar sus problemas de salud.

El apoyo de su esposo, quien la ha defendió de los medios de presión de la Casa Imperial, ha ayudado a que tenga mejor salud.

Pese a los esfuerzos, la recuperación parece estar en peligro con la abdicación del Emperador Akihito debido a su avanzada edad.

Ante esto un comité de expertos ya prepara la sucesión del Príncipe Heredero Naruhito, lo que representa mayor presión para Masako y por supuesto, Aiko.

(Con información de ABC)

 


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: