Lo que ellas detestan en el sexo pero ellos creen que no

Muchos hombres se dejan llevar por estereotipos sobre cómo debe ser el sexo

12/01/2017 4:02
AA
Lo_que_ellas_detestan_en_el_sexo_pero_ellos_creen_que_no

Un buen hombre es aquel que se preocupa de que su pareja o la persona con la que esté teniendo sexo, disfrute y tenga tantos orgasmos al grado que sienta que su alma saldrá de su cuerpo, pues eso la hará muy feliz y a él también.

Sin embargo, en la búsqueda de dar placer, muchos hombres se dejan llevar por estereotipos e ideas falsas de cómo debe ser el sexo y lo que a ellas más les gusta.

Dejarse llevar por estas creencias genera conflictos, que en lugar de quedar como un experto en la cama, te hacen quedar en ridículo.

Para que esto no ocurra, a continuación te decimos cinco cosas que las mujeres detestan al tener sexo, pero que los hombres creen les encanta.

Enviar fotos de partes íntimas

Las mujeres son menos visuales en cuestión de sexo, a diferencia de los hombres que se estimulan con ver una fotografía de un desnudo.

Por ello, para una mujer no es estimulante abrir una conversación de whatsapp y ver la foto de un pene como si nada.

Si bien el deseo femenino no se estimula por ver desnudos, sí lo hace con visiones menos explícitas y que estimulen su imaginación.

“La mujer prefiere recrear algo, a que se lo presenten en bandeja. Es muy probable que nos excite más ver a nuestro actor favorito vestido de Armani que tal y como Dios lo trajo al mundo”, explica fotógrafa erótica barcelonesa, Sarah Pain.

Durar mucho tiempo teniendo sexo

Un estudio de la Universidad Estatal de Pensilvania o Penn State, afirma que el tiempo promedio que dura una relación sexual es de 7 a 13 minutos más el juego previo, que si bien parece poco, es suficiente para ellas.

“La idea equivocada de que los mejores en la cama son los que más duran entronca con otra fantasía, muy extendida, la de que hay que llegar al clímax a la vez, lo que hace que muchos hombres retarden intencionadamente sus orgasmos para coincidir con los de su pareja, lo que a la larga puede producir problemas”, explica Francisca Molero, sexóloga, ginecóloga, directora del Institut Clinic de Sexología de Barcelona, del Instituto Iberoamericano de Sexología y presidenta de la Federación Española de Sociedades de Sexología.

Estimular directamente al clítoris

Estimular el clítoris es una de las cosas que más placer dan a las mujeres, pero que lo puede arruinar si no se tiene un juego previo.

Muchos hombres consideran que jugar con los genitales es el preámbulo de la penetración, cuando realmente eso ya es pasar a mayores.

La estimulación correcta comienza con las zonas erógenas secundarias y posteriormente las primarias. Lo último que se debe abordar es el clítoris.

Al comienzo hay que tocarlo indirectamente y poco a poco el capuchón e intercalar con caricias, succiones y lamidas; lentos, rápidos y variando la velocidad.

Creer que sólo ellas gimen

Un estudio de la University of Central Lancashire en Inglaterra, demostró que los gemidos de las mujeres al tener sexo, no sólo provienen de la excitación o el orgasmo, sino que son un mecanismo para estimular a la pareja.

Asimismo, el gemido de los hombres contribuye al placer de las mujeres, pero muchos no los emiten porque consideran que “no es de hombres”.

Ser muy amable

En el intento de respetar a la pareja y tratarla bien, se llega a caer en el extremo de ser demasiado amable, donde no tiene opinión de nada, preferencias o se responde siempre “lo que tú quieras”.

“Las mujeres podemos ser tan ‘malas’ como los hombres. De hecho, un estudio reciente ha demostrado que las fantasías eróticas de la mayor parte de las féminas son todo menos románticas y poco tienen que ver con caballos blancos y paseos en la playa al atardecer”, se indica en la revista Today.com.

(Con información de El País)


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: