¿Cómo lograr que los niños se porten bien?

Hacerlos sentir mal no ayuda a que tengan un mejor comportamiento

30/11/2016 11:46
AA
Cómo_lograr_que_los_niños_se_porten_bien

Educar a los niños no es sencillo, pues se requiere de paciencia y conocimiento de buenas técnicas, pues un pequeño error puede tener graves consecuencias en su desarrollo y salud emocional.

Jane Nelsen, doctora en Educación y co-creadora del programa de Disciplina Positiva para padres y maestros, explica que la disciplina debe ser positiva y no creer que hacer sentir mal a los pequeños, hará que tengan mejor comportamiento.

Para enseñar a los padres y profesores sobre las mejores técnicas, ha creado una metodología que consiste en lo siguiente:

Evita los castigos

No quiere decir que no se le deba reprender por algo que no hizo bien, sino que se trata de evitar castigos hirientes y poco constructivos.

Hay que promover un método educativo amable y firme, que de preferencia se eviten los castigos y premios, pues así tendrán un mejor desarrollo personal y se volverán más reflexivos.

Promueve que busque soluciones

Ayuda a los niños a encontrar soluciones cuando cometen un error.

Ello son los que deben pensar porque ha sucedo la acción y qué pueden hacer para remediarlo.

Dale las herramientas para resolver los problemas

Lo más importante es no penalizar al niño por lo que hizo, sino darle algunos consejos y ayudarlo a crear estrategias para que las ponga en marcha.

Por ejemplo, si no tuvo buenas calificaciones, hay que enseñarle que debe hacer para mejor. Esta enseñanza también proviene de los profesores.

“Al no trabajar con castigos, se dejan de lado sentimientos como la frustración, la culpa”, señala.

Destaca sus cualidades

Enfócate más en las cualidades que tenga y evita los defectos, o plantéaselos de una forma constructiva para que pueda trabajar en ellos.

Sé firme

Hay que conseguir que el niño sea más reflexivo sobre lo qué hace y las consecuencias.

Si tomaste una decisión, no cedas a los llantos, berrinches y chantajes. Así aprenderá que debe resolver las cosas que haga y asumir las consecuencias.

Buenos resultados

La especialista señala que si se llevan a cabo estas estrategias, los niños se vuelven más responsables, desarrollan habilidades sociales respetuosas, tienen mayor conexión con su entorno, sienten que sus acciones son más valiosas y descubren más sus capacidades.

Pero además, los efectos también se tienen en los educadores, ya sean los padres o profesores, pues se tiene una mejor relación y mayor confianza.

(Con información de ABC)


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: