Mitos y realidades del sexo

Algunos hechos verdaderos que desmienten algunos mitos de las relaciones sexuales

02/06/2014 5:43
AA

Ya sea por la cultura o los tabús en los que nos vemos envueltos, muchas veces tenemos ideas erróneas de lo que el sexo puede provocar, los beneficios e incluso de prejuicios a la hora de disfrutar de esta práctica.

La práctica de sexo es buena para la salud y también beneficiosa para la mayoría de los pacientes con cardiopatía; el sexo diario vuelve a los espermatozoides más saludables para fecundar; el modelo sexual en España sigue centrado en el coito y el sexo heterosexual; o el interés por el sexo se mantiene más allá de los ochenta años. Son algunos titulares con base de científica de los últimos años vinculados con el sexo.

Pero frente a las verdades, el sexo sigue siendo lugar propicio para mitos, exageraciones y hasta mentiras. José Benítez, director médico de Boston Medical Group, aclara algunas de estas medias verdades.

¿Los hombres tienen mayores necesidades sexuales que las mujeres? Mito total. La necesidad de tener relaciones sexuales se entiende por el deseo, la motivación para esa relación… y tanto hombres como mujeres se ven afectados por los mismos factores. Es cierto que la mujer tiene también otras influencias como la píldora anticonceptiva que disminuyen el deseo o el ciclo menstrual. Pero esa necesidad que hablamos es tan imperiosa para el hombre como para la mujer.

El mito viene de muchos siglos de machismo. Hoy las mujeres han entrado en la vida cotidiana con el mismo empuje y valor social que el hombre. Según el doctor, esto viene desde tiempos inmemoriales y se han mantenido porque a muchos hombres les conviene.

A partir de cierta edad, ¿el sexo ya no es importante? Falso totalmente. El deseo sexual disminuye con el tiempo, el deseo sexual que es dependiente de las hormonas masculinas o femeninas. Hay que tener en cuenta que en ambos hay hormonas encargadas de estimular ese deseo y son esas hormonas las que con el tiempo van declinando.

No se debe confundir importancia con frecuencia. El sexo es importantísimo; une, gratifica, mantiene esa relación en la pareja. El sexo es salud también, porque en la relación sexual se liberan endorfinas que ayudan a mejorar la salud de la persona; es una actividad física, con lo cuál mejora la oxigenación de los tejidos, mejora la circulación. El sexo es importantísimo a cualquier edad: activa, estimula; el estrés y las depresiones tienden a disminuir por esas sustancias que se liberan en el organismo. El sexo relaja, es grato, mejora la salud.

¿El tamaño importa? El tamaño no importa, hablemos de estructuras, dice Benítez. Es más importante el grosor del miembro que su longitud. La circunferencia sería mucho más importante para el roce que la longitud; de hecho, el sexo, dicho por los pacientes, con el tamaño exagerado es traumático, incluso limitante.

Si se saben buscar los puntos eróticos y erógenos de la pareja habrá una buena relación sexual; esto significa que hay una compenetración y ambos llegan a la satisfacción en pareja. La mujer tiene zonas determinadas como el clítoris o la vagina para tener satisfacción, pero un estudio afirma que el 75% de las mujeres pueden lograr el orgasmo por felación, con sexo oral, con lo cual el tamaño no importa a la hora del placer sexual.

La eyaculación precoz, ¿sólo afecta a hombres jóvenes? Cuando comenzamos la vida sexual en nuestra juventud, ese deseo y ese nerviosismo hace que haya un gatillazo, que eyacules más rápido sin lograr el orgasmo de la pareja. Eso no significa que haya eyaculación precoz porque eso tanto afecta a jóvenes como a adultos. En el adulto la eyaculación precoz puede aparecer cuando nunca lo ha tenido y en los adultos, por encima de los 40 ó 50, años puede aparecer por trastornos prostáticos.

Comenzar a tener una disfunción eréctil y eyaculación precoz puede pasar porque sabe que no va a llegar la buena erección hasta el final. Todas estas cuestiones son tratables, recuperables y cuanto más próximo a su aparición se acuda al especialista antes será la recuperación. Es un trastorno de la salud como cualquiera.

La pequeña píldora azul, ¿la solución? Viagra, la pildora milagrosa. La pequeña píldora azul tiene una gran importancia porque abrió la era de los medicamentos que fueron creados con ese fin. Pero existen pacientes que no pueden usarlo y tiene contraindicaciones.

Lo primero, tiene que ser indicado por un especialista y tras un estudio personalizado, pero no por ello pensemos que está perdido todo porque existen muchos más medicamentos y otras formas de tratamiento. Cualquier persona que tenga disfunciones sexuales puede ser tratada.

Hoy no, que me duele la cabeza… Error; el sexo no sólo te relaja sino que alivia dolores y molestias leves, como precisamente, estos dolores de cabeza. La oxitocina y las endorfinas liberadas durante el orgasmo son responsables de calmar estos dolores.

¿Hay alimentos que nos predisponen a mantener relaciones sexuales? No hay prueba científica sobre ello. Hablar de alimentos afrodisíacos responde a sensaciones o imágenes que están ocultas en nuestra memoria, es la parte psíquica de todo esto, al igual que los colores, los sabores es una cuestión psíquica. Si te dicen que las ostras estimulan, esto lo tienes grabado en la mente y psíquicamente desencadena un factor a tu beneficio.

Estos factores son estimuladores de la memoria visual y el sexo se estimula a través del cerebro. La ostra no tiene una composición que te excite; sí sabemos que si te tomas una copa de champagne te relajas, y disminuyen en tu organismo sustancias como la adrenalina; se produce una vasodilatación; se necesita una relajación y una vasodilatación para que las estructuras del miembro masculino se llenen de sangre con la excitación.  (Con información de 20 Minutos)


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: