En el polvo se acumulan hasta 45 toxinas

Cinco son los productos que se encuentran en el hogar que más polvo retienen

22/09/2016 12:17
AA
El_polvo_del_hogar_acumula_alrededor_de_45_toxinas

Es muy importante evitar el polvo en nuestra casa, especialmente si tenemos algún familiar alérgico o con problemas respiratorios.

El polvo del hogar contiene una amplia variedad de sustancias químicas tóxicas, exponiendo potencialmente a las personas a compuestos nocivos en sus propias casas, plantea una nueva revisión de las evidencias. Los investigadores identificaron 45 sustancias potencialmente tóxicas en muestras de hogares de 14 estados.

¿Dónde se acumula?

Esas sustancias provienen de una amplia variedad de cosas como los muebles, las alfombras, las cortinas, los aparatos electrónicos y los juguetes, señaló la autora líder, Ami Zota, profesora asistente de la Facultad de Salud Pública del Instituto Milken de la Universidad de Washington en Washington, D.C.

“El polvo en interiores es un depósito de sustancias de los productos del consumidor”, dijo Zota. “Muchas de las veces en que esas sustancias se añaden a los productos del consumidor, no se fijan químicamente a los productos. Pueden salir del producto y llegar al aire o al polvo”, explicó.

“Algunas de esas sustancias se asocian con resultados de salud graves, en particular en la salud de los niños”, advirtió.

“La mera presencia de una sustancia no significa un riesgo para la salud humana”, señaló el consejo en una declaración.  El Dr. Kenneth Spaeth, jefe de medicina ocupacional y ambiental de Northwell Health en Great Neck, Nueva York, comentó que hace tiempo que se conoce la presencia de esos compuestos potencialmente nocivos, y que amerita cierta preocupación.

“Cada uno de nosotros tiende a pasar la mayor parte de nuestras vidas bajo techo”, dijo Spaeth. “Eso incluye dormir y la mayor parte de nuestra vida diaria”. La exposición continua a esas sustancias contenidas en el polvo significa que incluso sustancias que el cuerpo elimina rápido, como los ftalatos, siguen siendo repuestos por el ambiente de interiores, dijo.

Spaeth dijo que hay que realizar más investigación sobre si las sustancias contenidas en el polvo en realidad conducen a problemas de salud. “A qué nivel esos compuestos están en nuestros cuerpos o afectan nuestra salud son preguntas abiertas e importantes”, planteó.

Más de 10 sustancias nocivas

Los autores del estudio dijeron que hallaron 10 sustancias nocivas en un 90 por ciento o más de las muestras de polvo analizadas, incluyendo un cancerígeno conocido llamado TDCIPP. Se utiliza como retardante del fuego, y se encuentra en los muebles, los productos para bebés y otros artículos del hogar.

Otro compuesto, un ftalato conocido como DEHP, “se detectó en un 100 por ciento de las muestras”, comentó Zota. Se cree que los ftalatos interfieren con las hormonas del cuerpo. También se han vinculado con una variedad de problemas de la salud reproductiva y del desarrollo, incluyendo reducciones en el coeficiente intelectual (CI) y problemas respiratorios en los niños, dijo.

Los fenoles (usados en productos de limpieza y otros artículos del hogar) fueron la segunda sustancia más común encontrada en el polvo, seguidos por los retardantes del fuego y los compuestos altamente fluorados utilizados para hacer utensilios de cocina antiadherentes, encontró el estudio.

Al evaluar el potencial de que esos compuestos llegaran a los niños, los investigadores encontraron que el retardante del fuego TCEP tenía la ingesta estimada más alta. El TCEP se añade a los sillones, los productos para bebés, los aparatos electrónicos y otros productos.

Cuatro ftalatos (DEP, DEHP, BBzP y DnBP) siguieron al TCEP en términos de la ingesta estimada más alta, apuntaron los autores del estudio.

Las muestras de polvo también contenían sustancias altamente fluoradas como el PFOA y el PFOS, que se encuentran en los teléfonos celulares, las cajas para las pizzas y muchos productos antiadherentes, a prueba de agua y resistentes a las manchas. Esas sustancias se han vinculado con problemas de los sistemas inmunitario, digestivo, del desarrollo y endocrino, dijeron los autores del estudio.

¿Qué se puede hacer?

Zota y Spaeth dijeron que se pueden tomar las siguientes medidas para reducir la exposición al polvo del hogar:

  • Lavar sus manos y las manos de sus hijos con frecuencia. Los niños pequeños con frecuencia se meten las manos y los dedos cubiertos de polvo en la boca.
  • Pasar la aspiradora con frecuencia, usando una aspiradora equipada con un filtro HEPA, y fregar las superficies duras con agua.
  • Usar herramientas del consumidor en línea para comprar productos más seguros, como muebles sin retardantes del fuego ni resistentes a las manchas, o juguetes libres de ftalatos.
  • Abrir las ventanas para permitir la circulación del aire fresco.

Esos tipos de medidas simples pueden hacer una diferencia.

 


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: