¿Qué hacer en un caso de emergencia?

Revisar el escenario, llamar al servicio médico y atender a lesionados son los principios esenciales de los primeros auxilios.

13/09/2013 6:18
AA
Entre el bullicio de la gente, en el caminar cotidiano, en el constante tránsito de los autos, en las casas, en oficinas y en cualquier lado, una persona puede perder la vida porque nadie le ayudó  en medio de una emergencia. Nadie, absolutamente nadie está exento de sufrir un accidente. Una persona y una pronta acción pueden ser la diferencia entre la vida y la muerte. 
 
El 95 por ciento de los accidentes ocurren en el hogar, el resto en la vía pública y en el trabajo,  las personas más vulnerables son niños, adultos mayores y quienes padecen enfermedades cardiacas o discapacidad, según datos registrados por la Cruz Roja Mexicana, que de enero a junio de este año ha capacitado cerca de 56 mil personas  en primeros auxilios. 
 
En el marco del Día Internacional de los Primeros Auxilios, que se celebra este sábado 14 de septiembre, es importante recordar a la población que en tan sólo algunos segundos puede ocurrir cualquier emergencia, un accidente, un incendio, un temblor y  todos deberíamos saber primeros auxilios. Ve el video aquí
 
Quienes están a cargo de un grupo, como maestros, padres, policías, amas de casa, bomberos y familiares, tienen la responsabilidad  social de saber asistir a quienes se encuentren en riesgo de perder la vida por un accidente.
 
La Cruz Roja Mexicana  en los cursos de capacitación que imparte recomienda “Seis Acciones para Salvar una vida”.
 
Humanismo, conocimiento, seguridad, liderazgo, y amor;  actuar con lógica  y utilizar el sentido común, son los requisitos para poder ayudar a las presonas en situación de emergencia.Tú puedes ser un axuliador.
 
Principios de acción ante una emergencia 
  • Revisar la escena. Se requiere utilizar los cinco sentidos, ¿Qué huelo? ¿Qué observo? ¿Qué escucho? Checar salidas de emergencia  y extintores;  indagar las causas de la urgencia; e identificar  factores de riesgo, los cuales pueden ser: latentes, potenciales o letales.
  • Llamar  a servicios de de emergencia médicos. Esto lo deben hacer bajo mandato de un auxiliador (quien tiene conocimiento en primeros auxilios) hacia las personas que se encuentran alrededor del accidente, para que, no se pierda tiempo en ello. El 98% de las personas está dispuesta a ayudar. Nota: En este paso es importante describir a la persona quien atiende la llamada la situación que uno observa y la dirección del accidente.
  • Atender a la persona lesionada. Establecer contacto con ella y aplicar los cocimientos que tengan sobre primeros auxilios.

Bajo  esas tres acciones se acerca la persona decidida a a ayudar al lugar del accidente. Una vez ahí, lo primero a realizar es identificar las personas consientes e inconscientes. 

Atención a personas conscientes
 A los lesiononados que puedan contestar se les aplicará el  protocolo SAMPLE que significa:
  • Signos y síntomas: Los signos se detectan con los cinco sentidos, pero principalmente con la vista, es decir, si la víctima presenta golpes, cortaduras, fracturas, sangre; y los síntomas son las manifestaciones clínicas del paciente y que él presenta o  puede expresar.
  • Alergia: Se pregunta al paciente si presenta alergias a polvos, alimentos, sustancias o a medicinas.
  • Medicamentos: Se cuestiona a la víctima si  se encuentra bajo prescripción médica.
  • Patologías o enfermedades: Si  tiene algún tipo de enfermedad.
  • Lunch o comida: ¿Qué fue lo último que consumió?
  • Evento último: ¿Qué recuerda, dónde estaba, qué sucedió? Nota: Pese a que en un escenario pueda parecer obvio lo que sucedió, el auxiliador jamás debe dejar de preguntar a la víctima ¿qué pasó? , porque se puede incurrir en equivocaciones que podrían costarle la vida al lesionado.
Atención a personas inconscientes
Cuando el auxiliador llega al escenario y localiza a personas desmayadas, de inmediato debe checar el estado de consciencia mediante la guía AVDI, que significa:
  • Alerta: Estar al tanto de lo que ocurre alrededor por si existe algún factor de riesgo que ponga en peligro su  integridad física o la de quienes estén a su alrededor.
  • Verbal: Checar si la persona responde a un estímulo verbal, es decir, se le pregunta : ¿Se encuentra bien? ¿Me escucha? Si no hay respuesta hay que tomarlo de los hombros y ejercer en él una leve presión en ellos y nuevamente se le interroga. Si el paciente no reacciona  es necesario recurrir al siguiente paso:
  • Dolor: Se ejerce presión con el puño cerrado y el dedo cordial (medio) un poco pronunciado (como si se tocara una puerta) en medio de los dos pezones o tetillas. Si el paciente no responde es declarado inconsciente, pues esto indica que podría haber un daño más grave en sus funciones cerebrales. En caso de que la víctima reaccione y presente vómito, el auxiliador debe apoyarlo con la “posición de recuperación”, la cual consiste en colocarle sus manos detrás de su cuello, doblar una de sus piernas hacia afuera y rotarlo hacia el auxiliador para que pueda expulsar los fluidos.
  • Inconsciente: Si la víctima no responde a ninguno de los estímulos anteriores hay  que liberar  la obstrucción aérea, es decir, permitir que respire. 
Francisco Segovia, instructor de primeros auxilios de la Cruz Roja, indica que “cuando un paciente se encuentra en estado inconsciente, su lengua se relaja e impide el paso de oxígeno, por lo que hay que liberar esta obstrucción”, indica el especialista. ¿Cómo se hace?
 
Liberar la obstrucción aérea
Colocar los dos dedos sobre la barbilla del lesionado y abrirle la boca.
 
Inclinar la cabeza de la víctima hacia atrás con la palma de la otra mano para que la lengua haya un movimiento  y propicie el paso de aire.
Una vez realizado este paso, el auxiliador deberá esperar a los servicios de emergencia.
 
Si la persona no respira debe recibirr Reanimación Cardio Pulmonar (RCP)
RCP
 
Para relizar la RCP, se deben seguir los siguientes pasos:
  • Ubicar posición: Localizar el área de compresión, para ello, se traza una línea entre las tetillas o pezones de la víctima y otra línea vertical  en el tórax, de tal manera que en el punto de intersección se pueda ejercer presión con ambas manos.
  • Dar compresiones: Las compresiones en el pecho deben ser alrededor de cien presiones por minuto a una profundidad de 5 centímetros. Los especialistas indican que se proporcionan en sesiones para que no se pierda la cuenta. Ejemplo: 19 compresiones por cada 5 sesiones y repetir hasta que el paciente reaccione. Siempre es necesario contar las compresiones en voz alta. Nota: El cerebro de una persona aguanta seis minutos sin recibir oxígeno; después de ocho minutos comienzan a morir miles de neuronas, por lo que luego de 10 la víctima presenta muerte cerebral por falta de oxígeno.
Cuando se brinda ayuda a un lesionado es importante tomar en cuenta tres principios de vida básicos
  • Vida: la prioridad es salvar la vida del paciente
  • Función: rescatar las funciones de su cuerpo.
  • Estética: el último de los principios es procurar que el lesionado quede lo menos posible desfigurado.

 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: