¿Qué nos enseñó Sigmund Freud?

Freud definió términos que actualmente se utilizan en la práctica medica e incluso las artes

06/05/2016 10:50
AA
Qué_nos_enseñó_Sigmund_Freud

Un día como hoy pero de hace 160 años, nació en Freiberg, actualmente Príbor, República Checa, el considerado padre del psicoanálisis, Sigmund Freud, cuyas teorías y enseñanzas, siguen predominando en nuestros días.

Antes de estudiar medicina, Freud estaba interesado en la carrera de derecho, decisión que cambió poco antes de ingresar a la Universidad de Viena en 1873.

Cuando comenzó a realizar sus investigaciones neurológicas, se encontraba en el tercer año de su carrera y debido a que se enfocó demasiado en ellas, descuidó otras materias, por lo que permaneció tres años más en la universidad.

Durante su trayectoria laboral, se enfrentó múltiples críticas por parte de analistas y científicos, en relación a sus teorías y tratamientos. Por una parte se consideraba que era un científico que descubrió importante verdades sobre la psicología humana, pero por otro lado, era visto como filósofo revolucionario que replanteó la naturaleza humana y derribo tabúes, aunque sus teorías presentaban fallas.  El debate, sigue presente principalmente por feministas que consideran como misóginos los conceptos de la envidia del pene.

En una ocasión, la comunidad médica de Viena lo juzgó porque era defensor del punto de vista del neurólogo Jean Charcot sobre la histeria y el uso de la hipnosis para tratarla, algo que se consideraba poco ortodoxo.

Sobre su trabajo del psicoanálisis, Freud definió términos que a pesar de que siga la discusión, son ampliamente utilizados en la práctica médica e incluso han sido la inspiración para escritores y artes como André Bretón, Luis Buñuel, Salvador Dalí y Alfred Hitchcock.

Algunos de los términos más utilizados son:

  1. El inconsciente o subconsciente: se refiere a que mucho de lo que pensamos, está oculto de nuestra mente despierta,albergándose en nuestro inconsciente o subconsciente. Ahí viven los deseos prohibidos y pensamientos inaceptables, los cuales pueden escapar a través de los sueños, deslices o actos fallidos.
  2. El complejo de Edipo: describe la compleja serie de emociones que ocurre entre los niños y sus padres, donde se manifiesta evidente sentimiento de amor hacia el padre del sexo opuesto y uno de rivalidad hacia el del mismo sexo. Este concepto nació a partir del trágico personaje de la la obra del poeta griego Sófocles, quien sin saberlo, mata a su padre y se casa con su madre.
  3. Yo, ello y superyó o superego: el Ello opera en el sentido del placer donde si no hay restricción de la realidad, se busca la gratificación inmediata. El Yo o el Ego busca la satisfacción del Ello pero de una manera más realista que dará placer más largo plazo y evitará el dolor y destrucción. En relación al Superyó o Superego, es considerar lo real pero también lo ideal, es decir cómo debe ser nuestra conducta. Aquí la personalidad busca la perfección, produciendo sentimiento de orgullo o de culpa.

Otra aportación que hizo, fue la llamada “cura del habla”, que consiste en mitigar y desaparecer los síntomas histéricos y neuróticos a través de un monólogo sin censura con el analista, donde se tiene neutralidad y abstinencia, sin juicios de valor o morales.


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: