Salud A-Z

Drogadicción

Es el uso de drogas ilícitas o la utilización indebida de fármacos de venta libre o de venta con receta durante al menos un año con consecuencias negativas.

Causas

 

El abuso de drogas puede conducir a la adicción o a la dependencia de las mismas. Las personas que utilizan drogas para aliviar el dolor pueden volverse dependientes, aunque es raro que esto suceda en personas que no tienen antecedentes de adicciones.

Síntomas

Algunos de los síntomas y comportamientos de la farmacodependencia abarcan:

  • Confusión
  • Continuar consumiendo drogas incluso cuando la salud, el trabajo o la familia están siendo afectados
  • Episodios de violencia
  • Actitud hostil cuando se lo confronta acerca de la dependencia de las drogas
  • Falta de control sobre el consumo excesivo de drogas: ser incapaz de parar o reducir la ingesta de alcohol
  • Inventar excusas para consumir drogas
  • Faltar al trabajo o al colegio o disminuir el rendimiento
  • Necesidad de consumir la droga de manera diaria o regular para poder funcionar
  • Descuidar la alimentación
  • No preocuparse por la apariencia física
  • No volver a tomar parte en actividades debido a la drogadicción
  • Comportamiento reservado para ocultar el consumo de drogas
  • Consumir drogas incluso estando solo

 

 

Pruebas y exámenes

Los exámenes para drogas (exámenes toxicológicos) realizados sobre muestras de orina y sangre pueden revelar la presencia de numerosas drogas y sustancias químicas en el organismo. La sensibilidad del examen depende de la sustancia misma, de cuándo se tomó y del laboratorio que realiza los análisis. Es más probable detectar una droga en exámenes de sangre que en exámenes de orina; sin embargo, los exámenes de detección en orina se practican con más frecuencia.

Los opiáceos y los narcóticos generalmente están presentes en la orina entre 12 y 36 horas después del último consumo, dependiendo de la cantidad usada y la frecuencia.

Los estimulantes del sistema nervioso central (SNC), como la cocaína, se pueden detectar en la orina en cualquier momento entre 1 y 12 días, también dependiendo de la frecuencia de su uso.

Los depresores del SNC como Valium y Xanax se detectan hasta 7 días después del último día de consumo, dependiendo en su mayor parte según la sustancia consumida y de la rapidez con la que el organismo la elimine (su semivida).

La mayoría de los alucinógenos también se pueden detectar en la orina hasta 7 días después del último consumo. Sin embargo, la evidencia de marihuana se puede encontrar hasta 28 días después de su último uso en consumidores regulares.

 

Tratamiento

El tratamiento para la farmacodependencia o la drogadicción comienza con el reconocimiento del problema. Aunque anteriormente se consideraba que la "negación" era un síntoma de adicción, investigaciones recientes han demostrado que las personas adictas exhiben mucha menos negación si se las trata con empatía y respeto, antes que decirles qué hacer o "enfrentarlos".

El tratamiento para la farmacodependencia implica suspender el consumo de la droga ya sea de manera gradual o abrupta (desintoxicación), apoyo y permanecer libre de la droga (abstinencia).

  • Las personas con intoxicación aguda o sobredosis de drogas pueden necesitar un tratamiento de emergencia. Algunas veces, la persona pierde el conocimiento y podría ser necesario conectarla temporalmente a un respirador (respirador mecánico). El tratamiento depende de la droga consumida.
  • La desintoxicación consiste en la abstinencia o supresión de la sustancia que se consume en un ambiente controlado. Algunas veces, se suministra una droga de acción similar para reducir los efectos secundarios y los riesgos de la abstinencia. El proceso de desintoxicación se puede manejar como paciente ambulatorio u hospitalizado.

Como sucede con cualquiera otra área de la medicina, el tratamiento menos intensivo debe ser el punto de partida.

Los programas de tratamiento residencial monitorean y abordan los posibles síntomas y comportamientos de abstinencia. Estos programas emplean técnicas de modificación del comportamiento, las cuales están diseñadas para hacer que los consumidores reconozcan sus comportamientos.

Los programas de tratamiento abarcan asesoría, tanto para la persona (y quizás la familia) y escenarios grupales. Los programas de tratamiento para la drogadicción tienen una parte de cuidados poshospitalarios prolongados (cuando el consumidor sale del centro médico) y brindan apoyo a los compañeros.

La drogadicción es una afección seria y complicada que requiere tratamiento y apoyo físico y psicológico. Es importante ser evaluado por un profesional especializado para determinar la mejor atención.

Si la persona también presenta depresión u otro trastorno del estado de ánimo, éste se debe tratar. Con mucha frecuencia, las personas comienzan a abusar de las drogas en un esfuerzo por autotratarse una enfermedad mental.

Para la dependencia de narcóticos, algunas personas reciben tratamiento con metadona o medicamentos similares para prevenir la abstinencia y el abuso de estas sustancias. El objetivo es permitirle a la persona llevar una vida tan normal como sea posible.

Pronóstico

El abuso de drogas y la farmacodependencia pueden conducir a una sobredosis de la droga mortal. Algunas personas comienzan a tomar las drogas de nuevo después de haberlas suspendido. Las recaídas pueden llevar a una dependencia continua.

 

Los programas educativos contra las drogas pueden ser de ayuda aunque ninguno ha probado ser efectivo a largo plazo.

 

Actualizado 8 de julio de 2010

Fuente: http://www.nlm.nih.gov/

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: