Siete momentos en que no debes ejercitarte

Aunque el ejercicio es bueno, a veces es mejor no hacerlo por tu salud

28/12/2016 1:52
AA
Siete_momentos_en_que_no_debes_ejercitarte

Ejercitarte es la mejor manera de mantenerte sano y lograr el peso deseado, por lo que es recomendable hacerlo todos los días.

Muchas veces hacemos ejercicio para olvidarnos de los problemas o sanar de alguna enfermedad más rápido; sin embargo, aunque puede parecer efectivo, hay momentos en los que es mejor no realizarlo.

Por ello, a continuación te decimos siete situaciones en las que ejercitarte no es recomendable.

Tener una infección con fiebre

La fiebre que surge al tener cualquier tipo de infección, es una respuesta del sistema inmunitario para atacar a las bacterias y virus.

Cuando esto surge, la fuerza física se debilita e inhibe de manera transitoria la función de mecanismos de defensa, además que implica un gasto energético extra.

Si te ejercitas, puedes gastar las pocas energías que tienes y que el cuerpo necesita para atacar la infección.

No haber dormido bien

Dormir pocas horas provoca que el sistema inmunitario y las fuerzas se debiliten, por lo que no es apropiado el ejercicio porque tu cuerpo de sobrecargará.

De igual manera, no dormir bien aumenta la fatiga, provoca desequilibrio y falta de coordinación.

Tener lesiones o heridas

En caso de tener alguna lesión, aunque sea menor, lo mejor es guardar reposo unos días o de lo contrario la recuperación tardará más tiempo. Lo mismo si se tiene alguna herida.

Padecer gastroenteritis

Ejercitarte con gastroenteritis puede causarte vómitos, diarrea y otros síntomas molestos.

Es importante darle al cuerpo el tiempo necesario para su recuperación o de lo contrario, la condición puede empeorar.

Recibir un diagnóstico de enfermedad crónica

Aquellos recién diagnosticados con enfermedades crónicas como cáncer, hipertensión o diabetes, deben ser muy cuidadosos con el ejercicio porque hacerlo mal, puede dañar diferentes órganos y agravar el padecimiento.

Lo mejor es dejar el ejercicio en un comienzo en lo que se confirma el diagnóstico y hasta que el médico indique el tratamiento y cuidados que se deben tener.

Tener resfriado

Muchas personas se ejercitan cuando se resfrían porque consideran que así se recuperarán más rápido.

La realidad es que los síntomas se pueden empeorar aun cuando se haga ejercicio en baja intensidad.

Al transpirar, perder líquidos y sentir el frio, el sistema inmune se debilita y deja al cuerpo susceptible al ataque de otros virus.

Haber realizado esfuerzos físicos

Hacer ejercicio después de haber realizado otros esfuerzos como levantar cajas pesadas, mover muebles o incluso tareas de limpieza, provoca fatiga y aumenta el riesgo de lesiones musculares.

Recuerda que aunque el ejercicio es bueno, a veces es necesario no practicarlo por tu salud.

(Con información de Mejor con Salud)


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: