El último adiós a las mascotas

Algunos las incineran, otras la llevan al cementerio y otros piden ser enterrados con ellas

02/11/2016 4:04
AA
adiós_a_una_mascota

Cuenta la mitología que en la época prehispánica el perro Xoloitzcuintle acompañaba a las almas de los difuntos a llegar a Mictlán, un lugar profundo y oscuro donde pasarían la eternidad.

La historia del Xoloitzcuintle comienza con Xólotl el hermano gemelo de Quetzalcóatl, quien se transformó en perro para descender a Mictlán y obtener un hueso que haría posible la formación de la humanidad. Desde entonces, el animal fue el favorito de los dioses.

Cuando cumplió su misión, se presentó ante el pavoroso Mictlantecuhtli, el señor de la Muerte para entregarle el hueso. Posteriormente pudo volver al mundo de los vivos y los dioses, lograron crear al hombre y la mujer.

Al ver que el  Xoloitzcuintle era el único animal que podía ir a Mictlán y regresar vivo, fue elegido como el encargado de llevar las almas a ese lugar.

Por ello, los perros eran necesarios para acompañar a los muertos y eran considerados tan sagrados que se han encontrado osamentas de canes en los entierros prehispánicos.

¿Qué sucede ahora?

Actualmente los perros son de las mascotas que más habitan en las casas por lo que pasan a ser parte de la familia.

Como cualquier persona, las mascotas tienen un ciclo de vida que cuando se termina, genera un gran dolor en sus dueños.

El amor que se le tiene a las mascotas es tan grande que muchos no quieren morir separados de sus compañeros peludos o dejarlos solos.

Por ello, en España existe el cementerio de animales de Montserrat, en donde se incineran los restos de cualquier animal, se depositan en un nicho y cuando el dueño muere, sus cenizas se colocan con las de sus fieles compañeros.

El camposanto tiene cerca de 2.900 animales sepultados que van desde los más comunes como tortugas, perros, gatos, pájaros o conejos, hasta los más inusuales como un pollo, una oveja o un primate tití.

En un comienzo el cementerio era exclusivo para las mascotas, pero tras ver el amor que le tenían sus dueños, se decidieron hacer entierros de personas que quieran descansar con ellos.

El cementerio abrió sus puertas en 1997 y para promocionar el entierro mixto entre humanos y animales, tienen un lema:

“Si compartes toda la vida con ellos, por qué no seguir compartiéndola en la eternidad”.

Así todo el año, pero sobre todo en Navidad, día de muertos o en el cumpleaños de las mascotas, sus dueños acuden a verlos para saludarlos y recordarles lo mucho que los aman.

El cementerio abre los jueves y domingos y una tumba con lápida tiene un costo de 250 euros.

En Bélgica las tratan como de la familia

No solo en España dan una despedida digna y llena de amor a las mascotas, sino que en Bélgica lo mismo.

En la periferia de Bruselas, se ubica otro cementerio de mascotas conocido como Veeweyde. Este es uno de los cinco que existen en Bélgica dedicados a los animales de compañía.

En las pequeñas tumbas predominan las flores, ángeles, fotografías y mensajes de amor esculpidas en las lápidas como “Que descanse en paz mi mejor amigo”, “Gracias por tantos años de felicidad”, “Jamás te olvidaremos”.

El lugar revela cómo en el país la muerte de una mascota suele ser tratada como la de cualquier otro miembro de la familia.

Esto ha permitido el desarrollo de todo un sector de servicios, como empresas que transportan los cadáveres, quienes hacen la cremación, los que confeccionan ataúdes y urnas e incluso quienes fabrican joyas donde se puede llevar las cenizas del difunto.

Franck Goffaux, director de la Sociedad Protectora de Animales, una asociación sin ánimo lucrativo que gestiona un cementerio de animales en la ciudad de Charleroi, declara que para ciertas personas, una mascota es el niño de la familia, por lo que debe tener una buena despedida.

Pero el entierro no se limita a animales pequeños, ya que en Lieja a unos 100 kilómetros al este de Bruselas, se encuentra el cementerio “Le Paradis des Animaux”, el único lugar donde se ofrecen tumbas para caballos.

Los precios de cada servicio varían pero es algo que para muchos no importa, pues solo quieren que su mascota descanse como merece.

Y tú, ¿cómo despedirías a tu mascota?

(Con información de Notimex y Levántate-emv.com)

 


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: