¿Por qué zumban los oídos?

No zumban porque alguien esté hablando mal de ti

21/07/2016 11:21
AA
Por_qué_zumban_los_oídos

Cuando tenemos algún malestar, siempre buscamos una razón “fantástica” para justificarlo. Por ejemplo, si te zumban los oídos es porque alguien habla mal de ti y solo tienes que morder tu lengua para que se detenga, ¿irracional, no crees?

Esta creencia ha predominado desde hace años; sin embargo, cuando los oídos zumban no tiene nada que ver con malas vibras, sino con una descompensación metabólica u hormonal.

Este tipo de ruido se les conoce como acúfenos o tinnitus, el cual es la recepción de sonidos sin correspondencia con ninguna fuente externa o actividad vibratoria del oído.

Las causas que favorecen los acúfenos son variadas, pero las más comunes son:

  • Acumulación de cera en los oídos
  • Tumores benignos
  • Síndrome del latigazo cervical
  • Alteraciones emocionales, del sistema circulatorio o del vascular
  • Posturas corporales que tensen los músculos en la zona superior de los hombros.

En relación al origen del zumbido, investigadores se han dado a la tarea de hallarlo, aunque aún no hay una respuesta.

Uno de los estudios más recientes es el realizado en Alemania por la Tinnitus Research Initiative,  el cual tiene como objetivo, identificar los diferentes tipos de zumbidos.

“La mayor parte de los diagnósticos no eran certeros por el error de incluir a pacientes cuyos acúfenos tienen un origen muy heterogéneo. Los resultados eran muy dispares, por lo que era muy complicado saber en qué casos los tratamientos podían funcionar. Con los mismos tratamientos, había un 48% de pacientes con beneficio frente a un 52% sin ninguna mejora. Si se agrupan por las mismas características, podrá estudiarse el beneficio de los distintos tratamientos”, explica la audióloga Isabel Diges, integrante de la investigación.

Explicó que este malestar no es una enfermedad, sino el resultado de una alteración hormonal o metabólica que puede pasa de ser temporal a crónica en el 25% de los casos y con un 50% de probabilidad de que aparezca en ambos oídos.

“El funcionamiento del cuerpo genera sonidos internos que pueden oírse por cambios estructurales y funcionales en el cerebro, pero normalmente no se perciben debido al filtro subcortical de los sistemas que evita el paso de esos sonidos a la consciencia”, dice.

Añade que debido a que no se encuentran las causas exactas de esta condición, es complicado dar tratamiento, aunque esto no significa que no se pueda tratar.

“La terapia más eficaz es multidisciplinar, con la intervención de otros especialistas, que se encargan de los síntomas que lo rodean, como los problemas auditivos, cardiovasculares, depresivos, de sueño o musculares”, menciona.

Asimismo resaltó que el objetivo de tratarlo no es eliminar el sonido, sino disminuir su intensidad.

“El reentrenamiento y los tratamientos multidisciplinares facilitan de forma individual la habituación al acúfeno a través de un proceso neurológico para que el paciente, aun sabiendo que sigue ahí, aprenda a vivir con el acúfeno y lo controle para no incapacitarle en su vida diaria. Hay pacientes que los sufren durante meses o años, no pueden revertirse enseguida, se necesita constancia y seguir las recomendaciones”

Audifonos aumentan el riesgo

La especialista señaló que el uso constante de audífonos a volúmenes altos, es una de las causas de los zumbidos, sobre todo en adolescentes lo que puede ocasionarles pérdida auditiva.

“También pasa con los adolescentes, que están más predispuestos a padecer estos pitidos por el uso de auriculares. Por qué pasa en unos jóvenes y no en otros está relacionado con la genética, nuestras estructuras auditivas no tienen la misma fuerza para absorber la intensidad del nivel alto”, menciona.

(Con información de El País)


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: