10 preguntas sobre donación de órganos y trasplantes

En vida se puede donar un riñón, una porción de hígado y un lóbulo pulmonar, explica especialista de la Coordinación Nacional de Trasplantes.

23/08/2011 9:55
AA

La importancia de los trasplantes radica en que el paciente puede evitar la muerte aún en situaciones de enfermedades extremas, como son las derivadas de lesiones al corazón o los riñones, pero además con la posibilidad de gozar de una alta calidad de vida, con un adecuado desarrollo tanto físico, social, familiar y laboral.

Sin embargo, en México no existe una alta cultura de la donación de órganos, precisamente porque hay un gran desconocimiento sobre el tema. El director de Planeación, Enseñanza y Coordinación Nacional de Trasplantes, doctor Omar Sánchez Ramírez, responde a preguntas de lectores de SUMEDICO.

1.-¿Si soy de la tercera edad, puedo donar órganos? Jesús Tavera, 60 años
R.-
Sí, no existe una edad límite superior para ser donador de órganos o de tejidos. Por supuesto que se requiere una evaluación muy cuidadosa por parte de los médicos interesados en realizar el trasplante sobre el estado en el que se encuentra el órgano o tejido en cuestión. Por ejemplo, en el caso de las córneas –que son un tejido– se puede considerar completamente útiles para otra persona de tercera edad. No se le van a trasplantar a un joven, quien tiene una esperanza de vida mucho más larga.
Con respecto a los órganos, en ocasiones nos encontramos con que una persona joven tiene sus riñones o hígado con un mayor deterioro que los de una persona mayor. Esto puede ser consecuencia de enfermedades como la diabetes o la hipertensión que pudo haber sufrido. La piel es otro tejido que siempre se puede donar y que contribuye a la atención de la salud de otras personas de una excelente manera.

2.-¿En qué casos de enfermedad, la persona que espera un órgano no puede recibir el trasplante? Angela Gómez, 55 años
R.-
Depende del órgano del cual se este considerando. Por ejemplo, en el caso del corazón cuando la afección cardiaca esta muy avanzada y que incluso ha terminado por afectar otros órganos, entonces se sabe que el beneficio de un trasplante en esas condiciones va a ser muy limitado y posiblemente se exponga al paciente a un riesgo mucho mayor que el que se considera por tan solo la realización del trasplante. En estos casos hay que ofrecer otra alternativa de tratamiento para este tipo de pacientes. Es por esta razón que los médicos que realizan los trasplantes establecen por escrito lo que se conoce como “criterios de inclusión y exclusión” para considerar o no a alguien como candidato a recibir un trasplante.

3.- ¿Los alcohólicos y adictos pueden donar, si sus órganos están sanos, como las córneas? Esteban,  22 años
R.-
Se deben considerar dos situaciones diferentes. Por un lado tenemos que con frecuencia los padecimiento como el SIDA, la hepatitis C y otras infecciones de tipo viral se relacionan con conductas de riesgo tales como el consumo de esta substancias; La otra situación a considerar es que en caso de exceso de consumo de alcohol exista un daño hepático. Estas podrían ser razones para que al evaluar a un posible donador de órganos se proceda con mucho cuidado y en ocasiones se rechace.

4.- ¿Hay alguna ley para que se cumpla mi deseo de donar, aunque mi familia no esté de acuerdo? Araceli Valencia, 48 años
R.-
Sí, existe una disposición legal mediante la cual un ciudadano puede obtener el documento oficial de donador el cual limita el derecho de la familia a oponerse a la donación. Este trámite se realiza en el Centro Nacional de Trasplantes y para ello se requiere la credencial del IFE.
No obstante, es conveniente recordar que el papel de la familia es de gran importancia y en estos procesos no les gusta sentirse desplazadas, deben estar informadas. Además, lo más importante de la donación es evitar la transmisión de enfermedades infecciosas o degenerativas (cáncer) a los posibles receptores, también es de gran importancia conocer las conductas de riesgo del posible donador, si se expuso a transfusiones sanguíneas, etc. Esta información no siempre esta accesible al médico interesado en el trasplante y es aquí donde la familia juega una papel importante como informadora.
En términos generales el Centro Nacional de Trasplantes esta interesado en construir de la donación una experiencia gratificante y no que sea fuente de un conflicto entre la familia y el personal médico.

5.- ¿El tipo de sangre influye para evitar un trasplante? María Eugenia Rodríguez, 44 años
R.-
Sí el tipo de sangre influye. La sangre en general posee varias factores y características. De estas las más conocidas son: el tipo y la presencia o no del factor Rh. El tipo puede ser A, B, AB y 0. El tipo de sangre sí es un factor importante para asignar un órgano a una persona, ya que la compatibilidad se va a ver comprometida si no se tienen en cuenta estas características.

6.- ¿Cómo puedo ser donador? Víctor Sánchez, 23 años
R.-
En realidad es muy sencillo, el único requisito es ser mayor de edad, la ley en México dice que todos somos donadores tácitos. Existen dos tipos de donadores: la donación en vida y la donación de personas fallecidas.
En vida podemos donar un riñón o una porción del hígado y un lóbulo pulmonar. Lo
más frecuente es la donación de un riñón ya que poseemos dos y cuando se evalúa a una persona que acepta ser donador, se estudia que el riesgo al que se va a someter a esa persona para su vida futura, sea mínima y no se vaya a ver afectada en su salud por la ausencia del órgano.
Cuando se tiene a una persona que fallece y nunca expresó su oposición a donar, la ley lo considera donador y para poder disponer de sus órganos se requiere la anuencia de la familia.

7.- ¿Un trasplante garantiza una vida normal? Fabián Heras, 29 años
R.-
El receptor del trasplante va a necesitar durante toda su vida mantenerse en contacto con su médico para revisiones periódicas, que al principio serán frecuentes pero con el paso de los años serán esporádicas. Sin embargo, es casi seguro que deberá tomar medicamentos inmunosupresores para mantener el órganos sin rechazo por parte de su propio organismo.

8.- ¿Se pueden trasplantar todos los órganos? Flor López Tizcareño, 56 años
R.-
Los órganos que se pueden trasplantar son: corazón, pulmones, hígado, riñones, páncreas, intestino. Los tejidos que se pueden trasplantar son: córneas, piel, hueso, válvulas cardiacas y sangre y sus derivados.
Recientemente se ha iniciado los trasplantes de “tejidos compuestos” o sea la
combinación de tejidos muscular, óseo, nervioso,de vaso sanguíneos, piel y que se presenta precisamente en el trasplante de extremidades, o sea manos, brazos o piernas. También esta el de cara. Sin embargo, es importante aclarar que no en todos se tiene el mismo grado de éxito ni experiencia. En México no se hacen todos estos trasplantes.

9.- ¿Es cierto que se pueden comprar los órganos para un trasplante urgente? Tere Ramírez, 17 años
R.-
En México y en la mayoría de los países está prohibido el comercio de órganos para trasplante. En nuestra ley tenemos señalados como delitos graves y las penas incluyen la cárcel.
En internet encontrará muchos anuncios que dicen ofrecer su riñón en venta. También ofrecen otros órganos y eso le hará ver que poco saben estas personas sobre los trasplantes. El Centro Nacional de Trasplantes insiste en señalar que aquel que necesite recibir un trasplante debe saber que estos ofrecimientos son fraudes y que el riesgo de ser víctima de una estafa es muy alto. Si no se tienen escrúpulos para vender un órganos tampoco para engañar y pasar por alto los riesgos de infecciones, de compatibilidad o de transmisión de alguna padecimiento canceroso.

10.-
¿Recibir un trasplante, puede provocar en la persona enfermedades que haya tenido el donador del órgano? Olga Sánchez, 30 años
R.-
Sí,sobre todo cuando estamos hablando de una infección o de un cáncer que pasó desapercibido durante la evaluación del donador. Esta es una de las preocupaciones más grandes que están ligadas a la donación de órganos; es por eso, que aunque una persona tome la decisión de ser donador de órganos, su decisión tendrá que acotarse por la posibilidad de que sea un transmisor de algún padecimiento hacia el o los receptores potenciales de los órganos o los tejidos. Se debe recordar que el receptor del órgano o tejido, va a tomar medicamentos inmunosupresores los cuales tiene por propósito inhibir el rechazo del trasplante, pero estos medicamentos también actúan sobre las “defensas” del paciente y en estas condiciones cuando se recibe un órgano infectado, la enfermedad avanzará más rápidamente.

(*) Omar Sánchez Ramírez, Director de Planeación, Enseñanza y Coordinación Nacional de Trasplantes.


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: