3 enfermedades que puedes confundir con acné

No todos los granos y espinillas son causados por acné

23/10/2018 1:51
AA
confundir con acné

A todos nos pueden salir barritos alguna vez, ya sea por una mala dieta o por acné. Sin embargo, no todos los granos e imperfecciones están relacionados con este problema, hay tres enfermedades que puedes confundir con acné.

Si has notado algunas molestias en la piel que no se quitan ni siquiera usando productos contra el acné, podría tratarse de otros problemas de la piel.

Enfermedades que puedes confundir con acné

Debes conocerlas para no tratarlas como un problema de acné y empeoren las imperfecciones.

1. Rosácea

Esta enfermedad se puede confundir con acné y también con el eccema, ya que comparten síntomas.

Se manifiesta con piel escamosa, rosa y con mucha comezón alrededor de la boca, nariz y ojos. Pueden aparecer granitos que contribuyen a que lo puedas confundir con acné.

Es causado por cambios hormonales, alimentos picosos o calientes, vino rojo, cambios emocionales, de temperatura y algunos cosméticos.

Aunque es parecida al acné se diferencia porque las mejillas siempre están rosadas y los vasos sanguíneos de los granitos son muy rojos.

Lo ideal es que acudas al dermatólogo porque los productos para el acné solo irritarán más la piel y causarán inflamación.

Puedes leer: Los mejores productos naturales para aclarar la piel 

2. Foliculitis

Esta enfermedad causa inflamación en los folículos de la piel y se manifiesta con sarpullido. Suele ser causado por la fricción con la ropa muy ajustada, por la depilación o por infecciones.

Aparece sólo alrededor de la folícula, por lo que si distingues eso, sabrás que no es acné. Si aplicas productos contra acné tal vez la irritación disminuya, pero no es un tratamiento adecuado.

Lo ideal es acudir al dermatólogo y modificar algunos hábitos, como cambiar el rastrillo más seguido o usar ropa menos ajustada.

3. Milia

Se caracteriza por pequeños granitos blancos en forma de perlas y es causado por un golpe en la piel o un daño solar.

La milia se parece mucho a las espinillas y lo puedes confundir con acné fácilmente. La diferencia es que son muy pequeños y no podrás reventar los granitos aunque lo intentes.

De acuerdo a Mayo Clinic, se produce cuando hojuelas de piel diminutas quedan atrapadas en pequeños sacos cerca de la superficie de la piel.

Estas imperfecciones aparecen con mayor regularidad en la nariz, mentón y mejillas, aunque pueden aparecer en cualquier zona.

Cualquiera que sea el problema que aparezca en tu piel debes ir con un dermatólogo ya que la piel suele alertarnos cuando hay problemas en el interior del cuerpo, así que no lo tomes a la ligera.

Sigue leyendo: Síntomas de un hongo en la piel y cómo eliminarlo

(Con información de Eme de Mujer)


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: