Cuatro razones para practicar la natación

Ninguna actividad ayuda a quemar calorías, impulsar el metabolismo y tonificar los músculos tanto como nadar.

26/08/2016 8:15
AA

La natación puede ser practicada de muchas formas diferentes y adaptarse a las necesidades individuales de cada persona.

Seguramente, la piscina no es el primer lugar en el que piensas cuando te planteas adelgazar y definir tu cuerpo, pero cambiaras de opinión. Ningún entrenamiento quema calorías, impulsa el metabolismo y tonifica los músculos tanto como nadar.

  1. Cintura y caderas más estrechas

    No tienes más que mirar a las nadadoras para darte cuenta de cómo el agua puede esculpir tu cuerpo. Según un estudio realizado por la Universidad de Indiana (EE.UU.) que comparaba a los practicantes de fitness que también nadaban y a los que no, los primeros tenían músculos más esbeltos y sin grasa, y la cintura y la cadera más estrechas. Y aunque no sea tan fácil de encontrar el lugar y el momento para practicarlo como, por ejemplo, el running, solo hay que proponérselo.

  2. Fulmina calorías

    ¿Por qué el agua funciona? Los beneficios moldeadores de este deporte son el resultado de una perfecta tormenta fulminacalorías y del reclutamiento muscular.“Se trabajan todos los grupos musculares, se elimina grasa y se puede quemar hasta 700 calorías en una hora”, señala Javier Morato, instructor de Virgin Active Classic Capitán Haya. Y aunque decidas nadar en plan tranquilo, puedes consumir alrededor de 500 calorías por hora. Debido a que el agua es casi 800 veces más densa que el aire, cada patada, brazada o empuje exige un minitrabajo de resistencia para todo el cuerpo, especialmente core, caderas, brazos, hombros y glúteos.

  3. Sin riesgo de lesión 

    Pero lo mejor es que este ejercicio no solo te adelgaza y estiliza, también es amable con tu cuerpo. El agua neutraliza la gravedad, así que las articulaciones no se resienten aunque te des una paliza. “Puedes nadar todo el día sin que sufran riesgo de lesión.

  4. Fuente de juventud 

    Todo esto la convierte en un deporte que puedes practicar durante toda tu vida y que, además, te hará sentir y parecer más joven: “Nuestra investigación muestra que los nadadores habituales son biológicamente más de 20 años más jóvenes que su edad real”, puntualiza Stager. Los datos de este estudio, presentados en la American College of Sports Medicine Conference, revelaron que la presión arterial de un nadador, sus niveles de colesterol, sufunción cardiovascular, su sistema nervioso central y las funciones cognitivas son comparables con las de una persona mucho más joven.

(Con información de Women’s Health)


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: