5 claves para distinguir el amor de la dependencia emocional

Cuando hay amor aprendes a ser menos egoísta y dejas al otro crecer libremente

05/01/2018 3:24
AA
dependencia emocional

La dependencia emocional crea mucha ansiedad e infelicidad

La dependencia emocional se basa en la costumbre y en el miedo, mientras que el amor sincero y maduro, evoluciona de una forma verdadera y profunda. Sabemos que no es fácil distinguirlos, por eso, te damos las claves para saber si es amor o apego lo que sientes por esa persona especial.

La dependencia emocional cumple con todos los criterios de cualquier otra adicción, solo que el objeto no es una sustancia sino una persona: deseo irrefrenable, necesidad de contacto, pérdida de control o modificación de los patrones estables de personalidad.

>>Te puede interesar: 5 señales que te dicen que tienes una mala relación 

¿Cómo distinguir el amor de la dependencia emocional?

1. No es egoísta

La dependencia emocional o apego busca tener al otro cueste lo que cueste, porque lo necesita, aunque eso signifique cortarle las alas para que no se aleje.

Pero cuando amas a alguien sinceramente, deseas que sea feliz, aunque eso implique decisiones que no necesariamente quieres para ti. Deseas de corazón que saque todo su potencial, que crezca y alcance sus sueños.

2. No controla

Por inseguridad, miedo al abandono o al fracaso, el apego busca controlar a toda costa, creando un vínculo tóxico que a veces es difícil de romper.

El amor, por su parte, es libre, no busca amarrar al otro y crea un vínculo desde una elección hecha en libertad.

3. No obstaculiza

Cuando eres emocionalmente dependiente, tomas tus decisiones con base en lo que diga tu pareja.

Un amor verdadero, acompaña en el crecimiento del otro, apoya y deja espacio libre. La clave para un vínculo sano en el tiempo está en acompañarse, no en ahogarse.

4. Perdura

A veces, lo que conocemos como enamoramiento es lo que creemos que es amor, pero en realidad es apego, algo que fácilmente nos lleva a sentir rencores, frustraciones y enojos que con el tiempo se desvanecen. Sin embargo, el amor maduro, se mantiene en el tiempo, aun cuando no se vean o estén separados físicamente.

5. No eleva el ego

Cuando hay dependencia emocional, queremos a esa persona sólo para nosotros, queremos conservarlo y no perderlo, lo que puede llevarnos a dejarle la responsabilidad de nuestros miedos y frustraciones, potenciando nuestro ego y nuestra inseguridad.

Cuando hay amor, en cambio, se reconocen los errores, aprendes a ser menos egoísta y dejas crecer al otro libremente.

>>Te puede interesar: ¿Eres una prioridad o sólo una opción para tu pareja? 

(Con información de La Bioguía)


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: