A la diabetes debes enfrentarla, no es un límite

El ciclista italiano Mauro Talini, paciente con diabetes, cruza el continente americano para mostrar que la enfermedad no limita la vida.

02/05/2013 11:00
AA

“Cuando me dijeron que tenía diabetes no sólo no podía creerlo sino tampoco deseaba hablar del tema con alguien”, dijo a SUMEDICO el ciclista italiano Mauro Talini, durante la escala que hizo en la Ciudad de México, como parte del recorrido que comenzó el 1 de enero de este año en el sur de Argentina, y que lo llevará al norte de Alaska, recorriendo el continente americano de extremo a extremo, sobre su bicicleta de ruta, difundiendo el mensaje del reto que significa la diabetes y cómo es posible controlarla y llevar una vida normal.

En una charla en la explanada de la Basílica de Guadalupe, a la que fue a dar gracias por el recorrido realizado hasta ahora, 14 mil kilómetros de los más de 25 mil que consta el trayecto, Mauro relató que el diagnóstico de diabetes tipo 1 lo recibió a los 11 años de edad, pero lo más difícil fue que los médicos le prohibieron andar en bicicleta, ya que, hace más de 30 años, se le consideraba peligroso.

No obstante, lejos de sentir que su vida dejaría de ser normal, Mauro decidió enfrentar la enfermedad y así demostrar que la diabetes no debe significar un obstáculo sino un reto, piedra angular del mensaje que lleva ahora por toda América.

“A la diabetes debes enfrentarla, no es un límite. Esa es la razón por la que comencé este viaje, para demostrar a la gente que es posible hacer cualquier cosa aún teniendo diabetes”, relató Mauro, quien también decidió realizar este viaje para ayudar a los misioneros del padre Kolbe, el cual cuenta con diversas misiones en América Latina y una en México, en Baja California.

Mauro comenzó su viaje el 1 de enero de 2013, y señala que, no obstante el cansancio, se encuentra muy bien de salud.

“Me siento muy bien, estoy algo cansado, porque llevo mucho tiempo de viaje, y te aseguro que necesitaré cuando menos un mes de completo descanso para recuperarme cuando esto termine, pero vale mucho la pena”, señaló.

Sin una alimentación especial, solamente siguiendo las reglas de la diabetes, aplicándose sus dosis de insulina, controlando sus niveles de glucosa y bebiendo agua con sales minerales, “algo simple y puro, nada complicado”, Mauro relata que hasta ahora lo más difícil ha sido enfrentar los fuertes vientos que golpean en La Patagonia, el calor que golpea en el desierto y pedalear en cordilleras sumamente peligrosas.

“Pedaleo entre 10 y 12 horas al día, sin parar, pero en La Patagonia fue diferente, ya que debido a los vientos tan fuertes tuve que pedalear 16 horas para poder llegar a mi destino”, señaló e hizo hincapié en que se hidrata sólo con agua, “jamás con refrescos, los refrescos son malos para la salud.

Ante la forma como mucha gente toma un diagnóstico de diabetes, creyendo que a partir de ese momento su vida cambiará y tendrán que limitarse, Mauro refirió que, por el contrario, la enfermedad debe ser considerada como una “oportunidad para mejorarte, para seguir adelante y desarrollarte. La diabetes es una motivación, no significa un límite”, indica, tal y como reza en inglés una leyenda en el mallot rojo con el que pedalea todos los días: “Diabetes No Limits”.

Lejos de lo que pudiera parecer, tomando en cuenta el trayecto y lo complicado del viaje, Mauro no se amilana y comenta con sencillez, como si aquello no tuviese mucha relevancia, que el peso de la bicicleta que utiliza, una máquina de ruta, más su equipaje e implementos que lleva en alforjas a los costados de las ruedas alcanza a superar los 50 kilogramos de peso.

“Es pesado, y más conmigo encima”, dice sonriendo, y señala que le gusta México, que ha encontrado gente buena que se acerca a platicar con él y, en ocasiones, inclusive le ofrecen ayuda o alimentos.

Finalmente, Mauro Talini mandó un mensaje a los mexicanos que padecen diabetes o que acaban de recibir un diagnóstico positivo, resaltando la importancia del reto que significa la enfermedad, “porque la diabetes no es una excusa para dejar que tu vida sea afectada, tienen que seguir adelante, no es un impedimento. Por el contrario, la diabetes te ayuda a conocerte, a conocer tu cuerpo, y a conocer la enfermedad, porque es importante conocerla para controlarla”, concluyó.

Antes de partir de México, y cruzar Estados Unidos, Mauro Talini hará dos escalas más, en Toluca y Guadalajara, llevando la consigna de informar, y demostrar, que la diabetes es una enfermedad importante, pero no te impide conocer tus límites y, por qué no, “ir más allá, de eso se trata siempre, de ir más allá”, como señaló antes de despedirse con una sonrisa.


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: