Aún no existe dieta para perder peso

Por años se ha buscado un menú que logre que las personas se deshagan de su exceso de peso, pero desde hace dos siglos no se ha encontrado.

25/01/2011 9:24
AA

Si aún sigues en busca de la mágica dieta que te hará perder los kilos que tienes de más, puedes relajarte un poco, no la encontrarás, pues está aún no ha sido descubierta.

Este menú ha tratado de encontrarse desde hace poco más de dos siglos, pues en 1863, Willuam Banting inventó el menú bajo en calorías para perder peso y no se logró.
 
A partir de ahí y siguiendo con los descubrimientos del Dr. Atkins se aconsejaba comer carne magra, como la de pescado, oveja o cualquier otra excepto puerco, y eso sí “sin papas”. Y tampoco se encontraron buenos resultados.
 
Y más adelante como hace unos 150 años antes de nuestros días, fue cuando se inició la obsesión por el sobrepeso y la obesidad, mismas que iniciaron en Estados Unidos como una epidemia.
 
Después de analizar este recuento histórico, la socióloga Ellen Granberg de la Universidad de Clemson, llegó a la conclusión de que se subestima en extremo la dificultad de cambiar los hábitos que alimentan a la obesidad.
 
Pues después de haber buscado por mucho tiempo las dietas perfectas, seguimos sin encontrarla y no nos cansamos de buscar algo que probablemente no encontremos.
 
Y es que los estándares de belleza han cambiado, pues en Estados Unidos, anteriormente ser “rellenito” era algo deseado y en un abrir y cerrar de ojos era inaceptado y se buscó la delgadez extrema, explica la socióloga.
 
Pues para 1900, lo declarado como bueno para la salud sobre el consumo de carnes en lugar de pan y mantequilla fue considerado como una forma para ganar enfermedades.
 
En la constante búsqueda por la delgadez, se inventó en 1903 un jabón contra la obesidad que podía conseguirse por un dólar, que era caro para la época. Acompañando al jabón vino la sal de reducción que prometía lavar la grasa. Y finalmente una máquina de ejercicios y laxantes para terminar con el exceso de peso.
 
Varios años más adelante llegaron los Weight Watchers International que vendían sus propios productos para hacer que la gente perdiera su kilos de más, y proporcionando el alimento es como nació la historia de la nutrición.
 
Y fue así como el gobierno recomendó que para alcanzar el objetivo tan solo era necesario equilibrar proteínas con carbohidratos y se dividió a los alimentos en cinco grupos.
 
También se crearon las tablas de la relación que debía existir entre peso y estatura. Y con estas herramientas, también empezaron a crear los alimentos diseñados específicamente para perder peso y lograr la estructura actual de las dietas.
 
Y, de acuerdo con la socióloga, a pesar de todos estos esfuerzos, más de dos terceras partes de la población estadounidense sigue viviendo la obesidad y en la población de niños se ha triplicado este problema en los últimos 30 años.
 
Entonces la socióloga dice que la dieta mágica aún no ha sido descubierta.
 

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: