¡A protegerse!, ten cuidado con el herpes genital

El herpes genital es una infección que se contagia por vía sexual y se manifiesta con lesiones en los órganos sexuales externos.

25/01/2012 8:14
AA

Una de las principales enfermedades de transmisión sexual es el herpes genital, el cual no es curable y puede contagiarse de una persona a otra por medio de relaciones sexuales sin protección o bien a través del canal de parto, cuando una mujer embarazada que se encuentra infectada lo transmite a su hijo cuando éste nace por vía vaginal.

Para conocer más al respecto de esta enfermedad, SUMEDICO platicó con la doctora Lourdes García (*), ginecóloga, miembro del Colegio de Ginecología y Obstetricia, quien aseguró que lo más importante ante la primera sospecha de la enfermedad es acudir con el médico para evitar que otras enfermedades oportunistas encuentren el organismo con las defensas bajas.

“El herpes genital –comienza la especialista– es una enfermedad de transmisión sexual de tipo venérea, que afecta el área de los genitales tanto en hombres como en mujeres que han tenido relaciones sexuales sin ninguna clase de protección”.

De acuerdo con la doctora García, la presencia de lesiones como ampollas pequeñas y dolorosas, las cuales parecen estar llenas de un líquido del color de la paja, en el área de los genitales; apareciendo, en el caso de las mujeres, en los labios mayores y menores, la vagina y el cérvix; y en los varones, en el pene, la zona del escroto y las ingles.

Síntomas generales

Además de las lesiones, los pacientes pueden llegar a sentir:

Exámenes

La doctora indicó lo importante que es acudir al médico de inmediato, sobre todo si se tienen antecedentes de relaciones sexuales sin protección, es necesario realizarse diversos exámenes que confirmen la enfermedad, ya que algunos síntomas, como el dolor de cabeza, la fiebre o el dolor en las zonas genitales pueden confundir al paciente y hacerle creer que padece otro tipo de enfermedad.

“Hay varios exámenes de laboratorio que pueden hacerse, pero lo principal es cuando existe la sospecha de la enfermedad cuando se tienen parejas sexuales de riesgo, o se percibe la presencia de lesiones en el área de los genitales. Para ello se hacen cultivos o citologías, se toman muestras que se analizan y se cultiva para ver el desarrollo de la enfermedad, aunque también ya existen métodos más sofisticados como la aplicación de un radioinumnoanálisis, en donde se evalúa la estructura del virus como tal”, detalló la especialista.

Por desgracia, el herpes genital es una enfermedad que solamente puede ser tratable, ya que no tiene cura.

“Sólo se trata con medicamentos antivirales, con los cuales se puede hacer desaparecer tanto las lesiones como la infección, pero a un paciente que ya tiene herpes genital puede regresarle el virus si es que llega a tener una baja importante en las defensas del organismo. Afortunadamente también existen medicamentos que permiten fortalecer el sistema inmunológico para combatir la enfermedad”, señaló la doctora García, quien también está adscrita a la Secretaría de Salud.

Finalmente, la especialista recomendó protegerse al momento de tener relaciones sexuales, para prevenir y evitar el contagio y la aparición de la enfermedad.

“Como la enfermedad puede confundirse con otras de transmisión sexual, es importante hacer un diagnóstico diferencial con otras enfermedades a partir de los síntomas. Hay que acudir de inmediato al médico para evitar que al haber un estado de defensas bajas pueden aparecer otras infecciones agregadas, sobre todo en personas que padecen de diabetes, ya que puede haber infección en las vías urinarias o en el tracto genital por otros organismos oportunistas que, con la baja de defensas, favorezcan las infecciones agregadas”, indicó.

(*)Dra. Lourdes García
lulita_uno@yahoo.com.mx
Consejo de Ginecología y Obstetricia  


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: