A Salma Hayek le gusta comer insectos

La mexicana revela en una entrevista que los consume y asegura: "son deliciosos"; además, fuente de proteína, dice doctora de la UNAM.

23/06/2010 5:27
AA

Salma Hayek causó revuelo hace unos días por el susto que se llevó durante un programa de televisión, cuando de pronto apareció una víbora, y ahora sigue sorprendiendo al declarar que le gusta comer insectos.

Durante una entrevista en el programa de David Letterman, el pasado lunes por la noche, la actriz mexicana habló de su gusto por esos animales y cómo los incluye en su dieta.
“Mira, estoy salivando. Son deliciosos”, dijo Salma sobre su gusto por los saltamontes, según reprodujo el sitio people.com. “Estas hormigas fritas son increíbles con un poco de guacamole”, detalló la actriz.

Salma también dijo que hay muchas recetas para los gusanos y que los grillos tienen un sabor muy fuerte, aunque los ingredientes para cocinar esas delicias son difíciles de conseguir.
Muchos insectos, gusanos y otros animalitos son comestibles y fuente de mucha proteína. Se guisan de diferentes formas y forman parte de muchas tradiciones culinarias.

La doctora Julieta Ramos-Elorduy, del Instituto de Biología de la Universidad Nacional Autónoma de México, explica que es en Oaxaca donde se consume el mayor número de insectos, entre otros la avispa comestible, el gusano del madroño, algunas hormigas, y varias especies de chapulines. Otros estados con una tradición como consumidores de insectos son Guerrero, Morelos, Hidalgo, Chiapas Veracruz y el Estado de México.

Aunque a la mayoría de las personas, los insectos y gusanos les resultan repulsivos, no se puede negar que algunos de ellos bien cocinados además de muy sabrosos, tienen altas propiedades nutritivas.

La doctora explica que los insectos tienen un alto contenido de proteínas, tan necesarias para los humanos. Mientras que cien gramos de carne de res contienen de 54 a 57% de proteínas, cien gramos de chapulines, por ejemplo, contienen de 62 a 75%. Las proteínas son necesarias para un adecuado crecimiento, intervienen en la defensa del organismo ya que los anticuerpos del sistema inmunológico son proteínas, son precursores de las hormonas e intervienen en los sistemas de control y en las reacciones metabólicas del cuerpo.

Además de que el contenido vitamínico de los insectos no es despreciable, su digestibilidad es elevada y de que son fáciles de conservar secándolos en el comal o al sol.
Actualmente se han identificado unas 500 especies de gusanos, chapulines, hormigas, caracoles, escamoles, jumiles (chinches), grillos, avispas y otros que han pasado con excelentes calificaciones las pruebas de sus componentes nutritivos, además de que las sustancias químicas que contienen permiten que sean digeridos fácilmente por el organismo humano.

En México, culturas como las nahua, zapoteca, mixteca, mayas y tarasca han utilizado los insectos para aliviar enfermedades digestivas, respiratorias, óseas, nerviosas, circulatorias y también como antibióticos, bactericidas, tónicos, etcétera.

Actualmente, el cultivo de insectos en condiciones controladas puede ser sumamente productivo. En México el insecto que deja mayores ganancias es el gusano de maguey. Este comercio se basa solamente en la recolección de los insectos, no en su cultivo, hecho que podría poner en peligro la existencia de algunas especies, por lo que debe brindársele más atención.

 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: