Abstinencia y ejercicio revierten osteoporosis

Cuando la pérdida de densidad ósea fue a causa de la ingesta de alcohol, el dejar de consumirlo por ocho semanas, puede revertir los daños.

21/09/2012 12:41
AA

 Estudios han encontrado que la ingesta recurrente de alcohol, descalcifica los huesos y puede inducir la presencia de osteoporosis, es decir, reducir la densidad de masa ósea (DMO), pero de acuerdo con un estudio publicado en Alcoholism: Clinical & Experimental Research, esto puede revertirse si la persona se abstiene de consumir alcohol durante ocho semanas, y realiza ejercicio físico.

Para que ocurra una baja la DMO, es preciso que el hueso se deteriore interna (osteoblastica)y externamente (osteoclástica),  en el primer caso, las células óseas son incapaces de reproducirse y realizar su síntesis normal, y en el segundo, no puede tomarlo de los alimentos o vitaminas para fijarlo.

Y según los investigadores australianos, a cargo de Peter Malik, de la Universidad de Medicina de Innsbruck, tener una vida sedentaria o enfermedades del hígado causadas por el alcohol, provocan daños en las células de los huesos y por lo tanto, a un aumento en el riesgo de fracturas.

Además de este deterioro en la calidad de vida por la facilidad de romperse los huesos, se inserta una importante carga financiera, especialmente para los servicios de salud, debido a que los costos de rehabilitación son sumamente elevados.

Por ello es que Sergei Mechtcheriakov, profesor asociado de psiquiatría en la Universidad de Medicina de Innsbruck, afirmó que “este estudio contribuye a nuestra comprensión de los diversos efectos de deterioro a largo plazo del consumo de altas cantidades de alcohol”.

La investigación de Malik y sus colegas, incluyó a 53 pacientes hombres abstemios, entre los 21 y los 50 años de edad, de una clínica de rehabilitación para alcohólicos.

Se realizaron análisis de sangre, y se utilizaron los rayos X para determinar la DMO en la columna lumbar y el fémur proximal derecho; además, los sujetos contestaron un cuestionario sobre sus niveles de actividad física antes del tratamiento hospitalario.

“Observamos que la DMO se encuentra reducida en hombres alcohólicos sin enfermedad hepática”, indicó Malik, y añadió que, ” el desequilibrio inicial entre la formación y la absorción ósea parece mejorar durante la abstinencia. Esto significa que el riesgo de fracturas se puede reducir durante la abstinencia; además, el ejercicio físico regular parece proteger los huesos de los pacientes alcohólicos, probablemente debido al hecho de que una presión dinámica sobre el hueso, a través de la actividad física, aumenta la tasa de formación y resorción ósea, lo cual es bueno para la densidad ósea”.

Con estos datos, los especialistas afirmaron que durante el proceso de rehabilitación, es necesario incluir el sistema musculoesquelético, además de la DMO para ir mejorando el metabolismo óseo, especialmente durante la primera etapa.

El responsable del estudio indicó que este proceso puede requerir incluso años. Para evitar que se llegue a un daño severo, Malik recomendó que los pacientes que tengan una larga historia de abuso al alcohol se realicen estudios en rayos X para conocer si tienen riesgo de una fractura, y más si el tabaquismo está presente en sus vidas.

Finalmente Mechtcheriakov indicó que se necesita comprender mejor las consecuencias del abuso del alcohol y la forma de recuperación en el largo plazo, porque así se puede mejorar la calidad de vida de los pacientes y tener mejores resultados en la rehabilitación. (Con información de Europa Press)


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: