Académicos avalan aumento al tabaco

Investigaciones revelan que mayores impuestos a las cajetillas de cigarros han dado resultados en otros países para evitar esta adicción.

17/05/2010 2:24
AA

De acuerdo con el estudio “La economía del tabaco y los impuestos al tabaco en México”, elaborado por investigadores del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP) y de la Escuela de Salud Pública Johns Hopkins Bloomberg existen pruebas contundentes en otros países de que el incremento de los impuestos a los cigarrillos es altamente efectivo para disminuir su consumo y reducir de forma considerable su efecto negativo en la salud y la economía.

De hecho, se califica de “impostergable” la decisión que deben de asumir las autoridades de gobierno para combatir el tabaquismo, pues al año se registran 60 mil muertes relacionadas directamente a esta adicción.

Así  se respalda la iniciativa en el Senado para incrementar con 10 pesos más el costo de las cajetillas, no sólo como una medida recaudatoria y contar con mayores recursos a destinarse al Sector Salud, sino para hacer efectivas las acciones para evitar la adicción al tabaco sobre todo en edades más tempranas.

En entrevista, la doctora  Luz Myriam Reynales, jefa del Departamento de Investigación sobre Tabaco del INSP, afirmó que “de acuerdo con el análisis de este informe, se recomienda aumentar los impuestos al consumo sustancialmente, de manera tal que los impuestos totales alcancen un nivel del 75% del precio de venta al público, lo cual es compatible con las mejores prácticas internacionales. Asimismo, se podrían evitar hasta 1 millón de muertes prematuras a causa de enfermedades relacionadas con el tabaquismo en la población de México”.

Lo anterior fue respaldado por el doctor Hugh Waters, investigador de la Escuela de Salud Pública Johns Hopkins Bloomberg, quien refirió que la metodología del estudio permite plantear simulaciones y escenarios con un alto grado de certeza, por lo cual  se pueden emitir recomendaciones que beneficien la elaboración de políticas públicas de salud.

En México, enfatizó, “son indispensables e impostergables las medidas que ayuden a reducir el consumo de tabaco y la morbi-mortalidad ocasionada por éste. De hecho, en México  mueren más de 60,000 personas cada año por causas atribuibles al tabaquismo.

“También resulta alarmante que la prevalencia en adolescentes es creciente. La edad promedio de inicio en el tabaquismo ha descendido de 20.6 años entre los nacidos en 1930 a 16.6 años entre los nacidos entre 1975 y 1978. La Encuesta Mundial sobre Tabaquismo en Jóvenes determinó que entre el 8% y el 15% de los estudiantes de secundarias urbanas de México han probado cigarrillos desde los 13 años.”

Hugh Waters indicó que los gastos totales del sector salud por la atención de enfermedades relacionadas con el tabaquismo fueron de alrededor de $75,200 millones de pesos en 2009. Además, señaló que los hogares fumadores más pobres dedicaron el 4.1% de sus gastos totales a productos de tabaco en 2008. Especialmente en estos hogares, los recursos limitados que se gastan en tabaco compiten directamente con el gasto en salud, alimentación, educación y otras necesidades.

Sostuvo que en nuestro país son relativamente baratos. La cantidad de tiempo que una persona debe trabajar para comprar una cajetilla de cigarrillos en México es solamente 22 minutos, considerablemente menos que en otros países, entre ellos el Reino Unido (35 minutos) y China (42 minutos).

Por su parte, la maestra Belén Sáenz de Miera, investigadora del INSP, presentó cuatro escenarios de recaudación fiscal (el actual y tres alternativas) y sus efectos sobre el consumo de tabaco, muertes prematuras y la recaudación para el gobierno.

De acuerdo con las conclusiones del estudio, el Escenario 4, el cual plantea un aumento del componente específico del IEPS a 20 pesos por cajetilla, podría arrojar los mayores aumentos en los ingresos fiscales entre 2010 y 2013. El impuesto total (IEPS más IVA) alcanzaría el 75.2% de precio de venta al público en 2013. Los ingresos fiscales reales totales (IEPS más IVA) alcanzarían los $43,200 millones de pesos. El precio real aumentaría a $48.58 pesos en 2013, lo que representa un aumento de 83.2% en relación con 2009. El número de fumadores disminuirían en $2.79 millones y se evita casi 1 millón de muertes prematuras.

A su vez, la doctora  Luz Myriam Reynales  exhortó a considerar la utilización de parte de los ingresos adicionales generados por el aumento del impuesto al tabaco para financiar proyectos de salud pública orientados a la reducción del consumo de tabaco. “Estos ingresos también podrían utilizarse para financiar servicios de salud, incluido el programa Seguro Popular, y para fortalecer los mecanismos destinados a combatir el comercio ilícito de tabaco”.

“Lo más importante es que una reducción en el tabaquismo lograda a través de la política fiscal crearía una situación de beneficio mutuo para México: aumentaría el ingreso fiscal, al mismo tiempo que reduciría el uso del tabaco y su efecto negativo en la salud y la economía”, concluyó.


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: