Aceite de oliva reduce accidente cerebral

Este ingrediente y frutos secos componen la dieta llamada mediterránea, la cual, también reduce la tasa de diabetes

15/08/2013 2:50
AA

El consumo de aceite de oliva y frutos secos ayudaría a reducir el riesgo genético de accidente cerebrovascular, según reveló un estudio realizado en el Centro de Investigación sobre Nutrición Humana en el Envejecimiento, de la Universidad de Tufts en Estados Unidos. 

El aceite de oliva y frutos secos se concentran  en la dieta llamada mediterránea, la cual se conoce en gran parte del mundo, sin embargo, varían algunos ingredientes dependiendo de la región. Además, habitantes de España, Grecia y del sur de Italia han registrado tasas bajas de enfermedades cardiacas y de cáncer.

José Ordovás, director del laboratorio de nutrición y genómica, y coautor de la investigación, indicó que dicho descubrimiento “ha dado un paso firme en la dirección de alimentación personalizada y la buena salud”, luego de que aclarara que la  dieta rebaja o incluso elimina el riesgo extra de accidente cerebrovascular, pese a que el estudio no lo aprueba de manera concluyente, pues opina que  tal vez se debe a que la dieta ayuda también a reducir la tasa de diabetes.
 
Los ingredientes de la dieta mediterránea son  aceite de oliva, frutos secos, verdura fresca, pescado, granos integrales y semillas, pero de acuerdo con los especialistas, es el aceite de oliva y los frutos los alimentos que la definen.
 
Para realizar mencionado estudio, los investigadores eligieron en España a 7 mil personas de entre 55 y 80 años de edad, con un rasgo genético en común: la mutación de un gen que aumenta el riesgo de diabetes tipo 2 siendol las personas de tez blanca quienes tienen la forma con mayor riesgo de mutación.
 
A algunos participantes se les asignó comer una dieta baja en grasa, mientras que otros probaron con la mediterránea alta en frutos secos, y otros con la misma dieta, pero rica en aceite de oliva extra virgen. Todos ellos fueron observados durante cinco años.
 
Los resultados obtenidos fueron que quienes tenían la mutación y que probaron la dieta baja en grasa tenían tres veces más probabilidad de sufrir un accidente cerebrovascular, mientras que los que consumieron la dieta mediterránea tenían menor riesgo de padecerlo, además de que demostraron que el nivel de riesgo era el mismo que quienes no tenían la probabilidad de la mutación.
 
José Ordovás señaló que  adoptar la dieta mediterránea “no va a hacer daño a nadie, y ayudará a esas personas con factores de riesgo o con antecedentes familiares de la enfermedad. No obstante, si no es completamente posible cambiar de dieta, entonces incorporar elementos de la misma, como el aceite de oliva extra virgen, los frutos secos, las verduras y las frutas, le vendrá bien”, explicó el especialista.
 
Por su parte Robert Eckel, doctor, profesor de medicina y director de la Red de Centros de Investigación Clínica y Trasnacional de la Universidad de Colorado, agregó que el descubrimiento es relevante, sin embargo , no se demostró en el estudio como se relacionan las variaciones genéticas con el riesgo de diabetes y de un accidente cerebro cerebrovascular.
 
El doctor de medicina aportó que las variaciones (las diferencias en las secuencias del ADN entre los genes) “son comunes y podrían no tener ningún efecto, un efecto adverso o un impacto favorable en la salud cardiaca, en el riesgo de sufrir complicaciones por la diabetes o en ambos”. El  estudio lo publicó la revista Diabetes Care, en Estados Unidos 
 (Con información de Medlineplus)
 

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: