Aclaran mentiras y verdades sobre la influenza

Las vacunas contra la influenza no afectan la salud de las mujeres embarazadas ni sus bebés, por el contrario, aumentan la protección, dice experto.

07/02/2013 8:49
AA

Cuando se habla de gripe e influenza son muchos los comentarios que se realizan, algunos atinados y otros diametralmente opuestos. Y precisamente son estos últimos los que generan confusión alrededor de la enfermedad.

Por ello, el doctor Gregory Poland, director del Grupo para Investigación sobre las Vacunas en Mayo Clinic, aclara algunos de los rumores más comunes y erróneos sobre la influenza.

Mito: La vacuna antigripal puede enfermarme.
Falso. De acuerdo con la composición de las vacunas, es imposible que éstas generen una enfermedad en el paciente, ya que los organismos que contienen, de la misma gripe, están debilitados y no pueden multiplicarse.

Mito: Las inyecciones antigripales nunca funcionan.
Falso. La protección es efectiva cuando existe correspondencia entre el virus y los componentes de la vacuna. Aunque la protección puede disminuir si el paciente pertenece al grupo de ancianos delicados.

Mito: Las vacunas antigripales son peligrosas, más aún en mujeres embarazadas.
Falso. No sólo no son peligrosas sino muy recomendables. Un estudio demostró que la mortalidad materna aumentaba si las mujeres no se habían vacunado. No obstante, las mujeres no deben recibir la vacuna antigripal nasal, ya que ésta contiene virus vivos.

Mito: Es demasiado tarde para recibir la vacuna.
Falso. Nunca es demasiado tarde para recibir la vacuna, ya que, inclusive, brinda protección contra otras cepas a quien ya ha padecido de una gripe fuerte.

Mito: Es solamente gripe fuerte.
Falso. Sin importar la edad o el físico de la persona, la preocupación debe ser igual, ya que gracias a la gripe existen personas que enferman, y aumenta el ausentismo en escuelas y trabajos, así como el  gasto de dinero en “remedios” de venta libre. Además hay complicaciones y muertes frecuentes, sobre todo entre la población de lactantes, niños pequeños, quienes padecen enfermedades crónicas, ancianos, mujeres embarazadas y personas obesas.

“Nadie debe confundir a la gripe fuerte con una ‘enfermedad cualquiera’. Todos los años se presentan complicaciones graves y muertes por la influenza. Las vacunas, aunque imperfectas, ofrecen la mejor protección existente, tanto para usted como para su familia y el resto de personas con quienes está en contacto”, señaló el doctor Poland,

Finalmente, el especialista hizo algunas recomendaciones para poder esquivar la enfermedad:

  • Lavarse las manos con agua tibia y jabón, o usar desinfectante a base de alcohol después de ir al baño, antes de comer y de tocarse el rostro. Debe lavarse durante 20 segundos y si se encuentra en un baño público, debe usar un papel higiénico para abrir la puerta.
  • No olvidar las vacunas que hay que aplicarse, además de la antigripal de cada temporada. Las vacunas que deben administrarse son: la triple vírica contra el sarampión las paperas, la rubéola, y otra vacuna relativamente nueva que se conoce como Tdpa.
  • No fumar.
  • Cuidar su propia salud, evitando estar cerca de una persona enferma.

 (Fuente: Clínica Mayo)


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: