Adicción a la comida, tan grave como al alcohol

La adicción a la comida también es una enfermedad y las personas necesitan apoyo para controlar sus impulsos por seguir comiendo.

29/07/2010 12:00
AA

Campañas de salud proliferan por la ciudad, desde el puesto de periódicos, paradas de colectivos, transporte colectivo metro y metrobus, hasta espectalures en grandes avenidas.

Y esto porque México es el primer lugar en obesidad en niños y el segundo en adultos. Ante este problema de salud pública las autoridades federales han decidido impulsar más estas campañas, que siguen siendo insuficientes para controlar el problema. 
 
El problema no es simplemente el gusto por la comida extra, sino que es un problema de adicción tal y como ocurre con el alcohol, la nicotina  y otras drogas.

De acuerdo con datos proporcionados por la agencia PRP, una persona qu tenga adicción a este tipo de sustancias es considerada por los expertos como una persona enferma que requiere ayuda.

Este apoyo puede ser médico, por grupos o manejando su fuerza de voluntad. Las personas adictas no son disfuncionales, esto es que apesar de su dependecia a algo, pueden ser capaces de tener grandes éxitos personales y profesionales, sólo que tienen una reacción ante ciertas sustancias, que va más allá de su capacidad para controlarla.
 
 
Para mucha gente, la comida puede tener este efecto. Muchas personas pueden mantener una dieta y controlar su manera de comer y su peso. Quizá no les sea fácil, pero lo pueden manejar. En cambio, otras personas no lograrán su objetivo por más dietas que intenten. Recordemos que la mayoría de los apoyos que se brindan para el problema de la obesidad (nutriólogos, centros para bajar de peso, etc.), por lo general reducen la solución a una dieta, acompañada a lo mejor por pastillas, fajas, acupuntura o algo similar. Pero muy pocos sistemas ofrecen el apoyo más importante de todos: el psicológico.
 
 
Para CCA/OA (Comedores Compulsivos Anónimos u Overeaters Anonymous por sus siglas en inglés), el comer compulsivo es una enfermedad trifásica: emocional, espiritual y física. Por ello, ofrece un programa que trabaja los tres aspectos, brindando un apoyo que ha permitido una recuperación
sostenida para miles de personas alrededor del mundo. El sistema de CCA/OA se basa en el programa de 12 pasos de Alcohólicos Anónimos y brinda una serie de herramientas que ayudan al comedor compulsivo a controlar su problema de manera efectiva.
 
CCA/OA no es un club de dietas ni ofrece píldoras mágicas. Es un programa que se enfoca en los tres aspectos del problema hasta que la compulsión desaparece. CCA/OA no está afiliado a ninguna cuestión religiosa, institución pública o privada, o corriente ideológica. Es un grupo de personas que se mantienen a través de sus propias contribuciones voluntarias con la única finalidad de controlar el problema del comedor compulsivo y pasar el mensaje a todas aquellas personas que aún sufren. No importa la edad, el sexo, la situación socio-económica o la problemática de quien se quiere acercar a CCA. Entre las personas que forman CCA, hay gente con sobre peso, con obesidad mórbida, con anorexia, bulimia, o cinco kilos encima, pero con una calidad de vida menoscabada de alguna manera por alguna cuestión relacionada con la comida.
 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: