Adicción a los alimentos está en el cerebro

La grasa hace más apetecibles y sabrosos los alimentos y el estrés crónico aumenta el riesgo de adicción.

05/02/2015 4:01
AA

Las personas propensas a una adicción, tienen niveles bajos de receptores de dopamina en determinadas áreas del cerebro; las personas obesas tienen también niveles bajos de dopamina cerebral, al igual que los adictos a la cocaína.

 
Reina Carcía Closas, investigadora y coautora del libro “Emodieta. Controla tus emociones, controla tu peso”, explicó que investigaciones recientes han concluido que los alimentos “confort” podrían inducir procesos adictivos, ya que los hidratos de carbono refinados producen en el cerebro un aumento de serotonina, dopamina, endorfinas y opioides que originan efectos sedantes y placenteros. 
 
La doctora añadió que la grasa hace más apetecibles y sabrosos los alimentos, y el estrés crónico eleva la intensidad del valor de recompensa que produce esta comida y aumenta el riesgo de adicción.
 
La serotonina es la hormona del bienestar, buen humor y placer, por lo que su deficiencia produce ansiedad, bajo estado de ánimo, cambios de humor, irritabilidad, angustia, impaciencia o ira. Si los niveles están bajos, apuntó la experta, se buscará aumentarlos consumiendo alimentos que hagan aumentarla, como chocolates, galletas, dulces, cereales, jugos y bebidas. 
 
García Closas indicó que se suelen tragar sin saborear ni masticarlos, en cantidades grandes, lo que aumenta la glucemia y la serotonina cerebral y ocasiona bienestar, relajación y un efecto ansiolítico.
 
Mientras tanto, la dopamina es un neurotransmisor clave en el placer y en la modulación de los circuitos de la motivación, premio o recompensa, en relación a la comida, al consumo de sustancias (tabaco, alcohol, otras drogas), y actividades (ejercicio físico, compras, sexo).
 
Expuso que cuando tomamos por primera vez un alimento muy apetitoso, el cerebro libera dopamina en proporción al grado de placer que nos genera su ingesta y nos proporciona la motivación para buscar el modo de proveernos de nuevo de ese alimento.
 
La experta indicó que para evitar el fracaso a largo plazo de una dieta equilibrada, hay que convencer al inconsciente de que queremos sentirnos bien física, mental y emocionalmente y adoptar hábitos dietéticos y de vida saludables.
 
  • Alimentos que aumentan la serotonina cerebral: chocolate negro, pescado, huevos, lácteos, frutos secos, semillas de sésamo y de calabaza, cereales integrales.
  • Alimentos que aumentan la dopamina cerebral: lácteos, huevos, almendras, aguacates, semillas de sésamo y lino, embutidos, carnes, suplementos de Tirosina. 
  • Alimentos que regulan la microflora intestinal: yogur, vegetales, legumbres, cereales integrales, espárragos, cebollas, achicoria y col fermentada (Con información de Infosalus). 

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: