Adicciones a las drogas y la hemofilia

El paciente con hemofilia tiene un riesgo doble con el consumo de drogas, ya que el poco control sanguíneo puede llevarlo a la muerte.

04/08/2011 3:51
AA
“El uso de drogas para los jóvenes que tienen hemofilia representa un doble riesgo, porque su consumo puede afectarlos de manera tal que puede conducirlos a la muerte”, revela la doctora Gabriela Ruiz* a SUMEDICO durante el XIX Congreso Nacional de Hemofilia, en donde participó con una ponencia sobre el consumo de drogas en la adolescencia del paciente con hemofilia
 
Ya de por sí el consumo de drogas en la adolescencia es un riesgo importante, sobre todo porque durante esa etapa de vida existen factores que conducen a conductas antisociales, pero “en los pacientes con hemofilia el riesgo se multiplica por dos, ya que la condición de los pacientes hace más difícil la relación del organismo con las sustancias que se consumen”, indica la especialista.
 
“Por ejemplo, con el consumo de cocaína y la falta de coagulación puede generar que la persona con hemofilia tenga hemorragias, tanto por el consumo mismo como por las afectaciones posteriores que están determinadas por el factor de ausencia de coagulación”, ejemplifica. 
 
“Esta asociación de factores, el consumo de drogas y la ausencia de coagulación puede, inclusive, conducir al paciente a la muerte”, abunda la experta. 
 
La doctora explica también que existen problemas co-mórbidos, situaciones que pueden derivar en riesgos severos con las sustancias inyectables, además de las dificultades de contagio de enfermedades de transmisión sexual, sobre todo el VIH, y el no control del procedimiento sanguíneo que puede ser devastador en una situación determinada.
 
Es por ello que, como explica la doctora Ruiz, es necesario que exista un trabajo integral entre los especialistas de lo que es la hemofilia, además de mantenerse bajo el conocimiento de lo que se hace, tener una buena capacitación y actualización respecto a las drogas, “porque es un fenómeno multifactorial que va de la mano de muchas situaciones. Antes nos preocupábamos porque los jóvenes comenzaban con alcohol o tabaco, pero ahora comienzan con marihuana y cocaína, y eso para los pacientes con hemofilia es un riesgo doble”. 
 
Finalmente, la doctora Ruiz explica que para tratar este problema entre los pacientes con hemofilia se realiza un trabajo de psicoeducación, “el trabajo que se hace en psicología de la salud, entendiendo riesgos en términos de lo que pasa con adicciones, cómo suceden, cuáles son sus procedimientos y cómo con otras enfermedades pueden vincularse a tener múltiples problemas”. 
 
(*) Dra. Gabriela Ruiz Torres
Psicología / UNAM
gabrielamarianaruiztorres@hotmail.com
 

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: