Ingrediente en alimentos reduce efectividad de vacunas

Se trata de tert-butilhidroquinona, o tBHQ.

10/04/2019 3:36
AA
aditivo alimentario

Una nueva investigación realizada por científicos de la Michigan State University ha revelado que un aditivo alimentario, es decir un ingrediente en los alimentos que es común, puede influir en la acción eficiente de las vacunas.

En ese sentido, la Norma Oficial Mexicana (NOM-218), un aditivo es cualquier sustancia permitida, que, sin tener propiedades nutritivas, se incluya en la formulación de los productos y que actúe como estabilizante, conservador o modificador de sus características organolépticas, para favorecer ya sea su estabilidad, conservación, apariencia o aceptabilidad.

Las características organolépticas son todas aquellas que podemos percibir a través de los sentidos.

Te recomendamos: Nuevos riesgos del consumo de edulcorantes artificiales

Aditivo alimentario afecta la efectividad de vacuna contra la gripe

Por otro lado, la Organización Mundial de la Salud (OMS) refiere que es necesario que los aditivos usados en los alimentos comprueben que no pueden causar efectos perjudiciales para la salud humana antes de utilizarlos; es el Comité Mixto FAO/OMS de Expertos en Aditivos Alimentarios (JECFA), el órgano internacional que se encarga de la evaluación de la inocuidad de dichos ingredientes.

La nueva investigación ha demostrado que un aditivo de uso común en los alimentos puede disminuir o anular los efectos de la vacuna contra la gripe.

Al respecto, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) indican que las vacunas contra la gripe hacen que los anticuerpos se desarrollen en el cuerpo aproximadamente dos semanas después de la vacunación y son dichos anticuerpos los que brindan protección contra la infección con los virus incluidos en la vacuna.

Se trata del aditivo tert-butilhidroquinona (tBHQ) que se encuentra en gran variedad de productos que van desde los aceites de cocina, hasta papas y pescados enlatados.

Lo más grave es que ni siquiera debería aparecer en la lista de ingredientes pues afecta el mecanismo biológico mediante el cual se aprovechan las vacunas: la memoria inmune.

El estudio realizado en ratones fue presentado en la reunión de Biología Experimental de 2019 en Orlando, Florida, el 7 de abril de este año.

Afecta la memoria inmune. La tert-butilhidroquinona, o tBHQ, se puede encontrar en varios productos alimenticios que incluyen aceites de cocina, carnes congeladas (especialmente pescado) y alimentos procesados ​​como papas fritas y galletas saladas. Los productos no siempre tienen que incluir el aditivo en las listas de ingredientes.

“Si recibe una vacuna, pero parte del sistema inmunológico no crea memoria de reconocimiento para combatir las células infectadas por virus, puede que la efectividad de la vacuna se reduzca”.

También te sugerimos: 10 alimentos que reducen el riesgo de muerte prematura

Finalmente, los investigadores también demostraron que la presencia de tBHQ deterioraba la capacidad del sistema inmunológico para reconocer otras variantes o cepas de un mismo virus.


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: