Adolescentes sí superan mal humor

Investigadores señalaron que los adolescentes superan sus cambios de humor cuando pasan la primera etapa de la adolescencia.

27/10/2015 5:15
AA

Un estudio realizado por la Universidad VU de Ámsterdam, demostró que el mal humor de los adolescentes, se supera pasando la primera etapa de la adolescencia, es decir a medida que van creciendo, van mejorando su humor.

“Los mayores altibajos anímicos ocurren en la adolescencia temprana. La mayoría de los adolescentes van dejando atrás el humor variable a lo largo de la adolescencia”, dijo el autor del estudio, Dominique Maciejewski.
 
Para demostrar esto, los investigadores siguieron a 474 adolescentes holandeses durante cinco años a partir de los 13 años de edad, de los cuales el 40% se consideraban en un alto riesgo de agresividad o delincuencia.
 
Cada año, durante tres semanas del año escolar, los participantes calificaron sus estados de ánimo diarios en términos de felicidad, rabia, tristeza y ansiedad.
 
Los resultados mostraron que las variantes de los estados de ánimo y los cambios en el desarrollo durante el período de estudio, eran más marcadas durante los primeros años.
 
Ante esto, Maciejewski explicó que aunque no se puede afirmar que los hallazgos aplicarían a otros niños del mundo como en Estados Unidos, sospecha que si es posible.
 
Así mismo, indicó que el motivo exacto de los altibajos no formó parte del estudio, por lo que diversos factores podrían estar involucrados como los hormonales o sociales.
 
Otro aspecto que el estudio encontró, es que las mujeres tenían una mayor variabilidad en la felicidad y la tristeza  que los hombres, lo que podría deberse a que ellas tienen más facilidad de expresar sus sentimientos.
 
Para tratar con estos cambios de humor, los investigadores recomiendan a los padres que en el caso de que el adolescente esté furioso o irrespetuoso, lo que se debe hacer es alejarse, evitar la discusión y hacerles saber que su conducta no logrará que se tenga un diálogo.
 
En caso de que estén tristes, los padres deben escuchar los problemas del joven y ayudarlo en lo posible.
 
“Lo mejor es escuchar sus expresiones de rabia, miedo y decepción. Mantenerse al tanto mediante el intercambio y las conversaciones sobre las experiencias ayudará al adolescente a no rehuir del contacto con los padres, y al mismo tiempo le ayudará a pensar con calma sobre los motivos y las soluciones de sus cambios en el estado de ánimo”, indicó Maciejewski.
 
(Con información de Medline Plus)
 

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: