Adolescentes se hacen insensibles ante la violencia

Estudio revela que mientras más están expuestos a escenas hostiles a través de los medios de comunicación, su cerebro se hace tolerante a la agresión.

21/10/2010 5:10
AA

¿Cuántas veces has escuchado la frase violencia genera violencia?, ahora esto está científicamente comprobado. De acuerdo con un estudio publicado en la revista Social Cognitive and Affective Neuroscience, entre más se exponen los adolescentes a escenas hostiles en los medios de comunicación, las áreas del cerebro que controlan la agresión son menos sensibles ante estas imágenes.

Películas, programas de televisión y videojuegos, han contribuido a que esto suceda, señala el líder de la investigación Jordan Grafman, quien pidió a 22 jovenes de 14 a 17 años  que observaran durante cuatro segundos segmentos de videos violentos. Los chicos tenían que calificar el grado de agresividad de cada escena.

Las respuestas que dieron se midieron de dos formas: comportamiento de la piel, especialmente los niveles de sudor porque cuando las personas ven un video emocionalmente provocativo tienen una respuesta exagerada de sudor y también se sometieron a escáneres del flujo sanguíneo en diferentes áreas, pues se sabe que entre mayor flujo sanguíneo, se activa más el lóbulo frontal, la parte del cerebro que controla la agresividad.

“El lóbulo frontal es importante para controlar la agresión”, explicó, y en los adolescentes varones, esta parte del cerebro aún está en desarrollo.

“Con el tiempo se volvieron insensibles a las escenas de agresividad entre leves y moderadas, por lo que, en esencia, sudaron menos con el transcurrir del tiempo”, señaló Grafman. Y la actividad cerebral en la corteza orbital frontal, la parte del cerebro implicada en la regulación de la agresión, se redujo.

El investigador señala que es probable que estos muchachos se vuelvan más agresivos en el futuro y si hay una insensibilización social mayor, puede haber más problemas.

“Siempre habrá personas violentas sin importar a qué han estado expuestas, lo que es más peligroso es cuando la sociedad acepta tales comportamientos. . . Si algo se vuelve aceptable, entonces a los que crean la violencia y tienen un comportamiento agresivo se les permite más salirse con la suya porque la sociedad ya no mantiene tanto el orden”, explica el especialista, quien analizó por primera vez como funciona en el cerebro el mecanismo que controla la violencia.

Estudios realizados a veteranos de la guerra de Vietnam que tenían lesiones cerebrales que afectaban los lóbulos frontales del cerebro, demostraron que eran más propensos a ser agresivos.

Por estudios anteriores, se sabe que el tamaño de esas regiones cerebrales varía dependiendo de la exposición, esto significa, señaló Grafman, que “estamos formando cerebros muy plásticos en los adolescentes para su futuro. También existe la posibilidad de que forjemos su comportamiento en la vida real”.
 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: