Adolescentes tienen malos hábitos

Las costumbres poco saludables en los jóvenes tienen repercusión para su vida adulta, sugiere un estudio hecho en Estados Unidos.

03/04/2013 5:37
AA

Un estudio llevado a cabo por investigadores del Colegio de Salud Pública del Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad de Oklahoma, en Oklahoma City, refiere que la mayoría de los adolescentes tiene malos hábitos dentro de su vida.

Dentro de estos malos hábitos que señala el estudio pueden hallarse el sedentarismo y dietas malsanas y poco equilibradas, situación que provoca que en su adultez tengan mayor riesgo de padecer enfermedades cardíacas.

Los malos hábitos referidos tienden a provocar el desarrollo de problemas de sobrepeso, además de enfermedades como obesidad que se traducen en padecimientos hipertensivos.

La investigación, por situación regional, se limitó a los adolescentes en Estados Unidos.

Christina Shay, profesora asistente de bioestadística y epidemiología, señaló que la mayoría de los niños nacen con un estado ideal de salud cardiovascular, no obstante, los malos hábitos de vida conllevan a una pérdida de dicha ventaja a una edad cada vez menor.

Según los estándares de la Asociación Americana del Corazón, la clave para tener una buena salud cardiovascular depende de los siguientes puntos: no fumar, tener un peso normal, comer saludablemente, tener actividad física y mantener índices bajos de glucemia, presión arterial y colesterol.

El estudio señaló también que ninguno de los estudiantes cumplía con todos los criterios para tener una salud cardiovascular ideal. No obstante, se reveló que los norteamericanos de origen mexicano eran más propensos que nativos de Estados Unidos y los afroamericanos a cumplir con cinco o más de los siete componentes para una buena salud cardiovascular.

En cuestión de género, los hombres mostraban tener mayor actividad física que las mujeres, mientras que éstas tenían un mejor índice de presión arterial.

Los investigadores señalaron que es necesario crear cambios ambientales y culturales determinantes para fomentar un estilo de vida saludables para los jóvenes, para mejorar su salud cardiovascular.

“Estos estilos de vida desfavorables probablemente ya hayan llevado a la gran proporción de los niños en este estudio que también presentaron niveles elevados de colesterol, glucemia y presión arterial”, lamentó Shay. (Con información de Medline Plus)


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: