Adultos mayores, víctimas de maltrato

Hoy es el Día del Adulto Mayor; en México en 15 años habrá 10 millones de ancianos; calculan maltrato en más de un millón de personas mayores.

15/06/2010 10:12
AA

En México, más de un millón 120 mil ancianos son sometidos a maltrato físico,  psicológico y financiero, por lo que sus enfermedades  se agravan  y, adicionalmente,  en la mayoría de los casos enfrentan un severo deterioro emocional que los lleva a estados profundos de depresión.

Así lo refirió en entrevista con SUMEDICO, la doctora  Sara Gloria Aguilar Navarro (*), del departamento de Geriatría del Instituto Nacional de Nutrición “Salvador Zubirán”.

“Se estima que una persona adulta mayor es cuando rebasa los 65 años (…) Actualmente existen en el país entre 6 y 7 millones, para el 2025 México será un país viejo, rebasará los 10 millones de ancianos”.

Prevalece el abuso piscológico
Estudios realizados por la Secretaría de Salud del Distrito Federal y organismos no gubernamentales, refieren que el maltrato al mayor se ubica entre 10 y 16 por ciento, las formas más frecuentes a nivel internacional son las de carácter psicológico.

“Malos tratos, como hablarles fuerte o gritarles, aun cuando no sea necesario; hacerles sentir que son una  carga para la familia y la sociedad, decirles que no sirven para nada, que porque no escuchan ni ven bien,  porque huelen mal, estas formas y este trato a la vejez ha sido la forma de clasificar el maltrato psicológico”.

Esto, sólo propicia una profunda auto-devaluación de la persona: “Lo grave de esto es que los propios adultos mayores piensan que es una forma de trato que se merecen, dicen: bueno como estoy viejo, como soy una carga para mi familia pues que me traten así debe ser”.

Y es de esta manera como se acostumbran a no ser tratados con respecto, e incluso a ser sujetos de violencia física: “pueden ser golpes, pellizcos, empujones, pero también con la falta de atención al no proporcionarles sus medicinas ni llevarlo a adecuadamente a sus citas. Esto se pone en evidencia con la frecuencia con la que las personas mayores acuden a urgencias para ser atendidas y que alguien les haga caso de alguna forma”.

Esto va aunado a un maltrato financiero, esto es, cuando se resta importancia a las necesidades del anciano para atender los requerimientos de otros integrantes de la familia, en especial los niños, “a ellos se les compran los pañales, la leche, y a lo mejor el anciano no tiene ni siquiera para sus medicamentos”, subrayó la doctora Aguilar Navarro.

Con el enemigo en casa

No obstante que el maltrato es reconocido como un factor de riesgo para morir porque  las personas de la tercera edad registran más y peores enfermedades, no se ha avanzado en la toma de conciencia entre las familias, como tampoco en la integración de programas federales de salud en materia de prevención.

La doctora Aguilar Navarro apuntó que esto se hace más evidente en personas que registran enfermedades altamente discapacitantes, como son embolias, Alzheimer y otras, donde el paciente requiere de ayuda  para vestirse, bañarse, alimentarse e ir al baño, pero al encontrarse parcial o completamente abandonados, padecen de llagas en su cuerpo, de infecciones cutáneas, etcétera.

Lo más preocupante, es que son los familiares los principales verdugos de los padres o abuelos: “El propio cuidador que muchas veces es la familia, la hija soltera, los hijos que no trabajan o los que se quedaron en casa porque no estudiaron, no se casaron,  o  tienen problemas de abuso de alcohol y drogas, son los que más tienden a maltratar a los adultos mayores”.

La ayuda puede estar cerca
Las personas de la tercera edad que tienen posibilidades de solicitar respaldo, pueden acudir a las Unidades de Atención contra Violencia Intrafamiliar que se ubican en las delegaciones políticas del Distrito Federal o en oficinas municipales y estatales,  o bien a los institutos de Nutrición o Geriatría, donde médicos y enfermeras pueden auxiliarlos e incluso se cuenta con trabajo social donde se busca la forma de ayudar tanto al paciente como a sus familiares.

“Es un paso conciliador, que las personas no piensen que al pedir ayuda denuncian a sus hijos, al contrario, es la forma de mejorar las condiciones de la familia, atender incluso problemas de salud como depresión, de dolor, todo puede mejorar”, enfatizó la especialista.

Reconoció que aun son insuficientes los trabajos para lograr combatir el maltrato a los adultos mayores en México; en estados como Oaxaca, Jalisco y Monterrey se han realizado algunas investigaciones, pero tener esa información procesada de manera conjunta es difícil.

“Definitivamente falta una red nacional que pueda funcionar mejor, pero nuestra misión es informar a los medios de comunicación que existe el problema, que se está dando un gran paso, que es reconocer el problema para su prevención y adecuada atención”.

( *) Doctora  Sara Gloria Aguilar Navarro, labora en el departamento de Geriatría del Instituto Nacional de Nutrición “Salvador Zubirán”. Es representante de la IPEA, Red Internacional para la Prevención, Abuso y Maltrato a la Vejez. Es egresada de la Universidad Autónoma de Guadalajara, con especialidad en Geriatría por el Instituto Nacional de Nutrición.

 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: