Agotamiento, riesgo de enfermedades cardiacas

El agotamiento vital es cuando el estrés continuo tiene un efecto en la capacidad de una persona de recuperarse de la fatiga.

19/11/2014 4:03
AA

Las personas sanas, pero que se sienten agotadas son más propensas a contraer enfermedades cardiacas.

 
De acuerdo a una investigación, quienes sufren de “agotamiento vital” (una combinación tóxica de fatiga, irritabilidad y desmoralización) tienen un riesgo 36 por ciento mayor de contraer enfermedades cardiacas.
 
Randy Cohen, coautor del estudio dijo que cuando el estrés no se revisa durante un periodo de tiempo, puede empezar a desgastar nuestro bienestar psicológico y físico.
 
Los resultados de esta investigación muestran que el agotamiento vital está a la par con otros factores de riesgo de las enfermedades cardiacas, como la depresión y la ansiedad.
 
El agotamiento vital se produce cuando el estrés continuo empieza a tener un efecto en la capacidad de una persona de recuperarse de la fatiga.
 
Cohen agregó que se trata de esa sensación continua de fatiga, de falta de energía que prevalece incluso después de haber dormido bien por la noche, incluso cuando no se sufre ninguna enfermedad. Añadió que como resultado de esta fatiga prolongada, las personas se vuelven irritables y empiezan a sentirse desmoralizadas.
 
Los investigadores examinaron la relación entre el agotamiento vital y la primera vez que se sufre una enfermedad cardiaca al combinar los resultados de 11 estudios que contaron con más de 60 mil personas sin enfermedades cardiacas, con un seguimiento promedio de seis años y medio.
 
Por su parte, Richard Becker, jefe de la División de Salud y Enfermedades Cardiovasculares y director del Instituto del Corazón, el Pulmón y Vascular de la Universidad de Cincinnati, indicó que estos resultados se suman a las evidencias ya existentes que muestran que el estrés y la fatiga pueden afectar a la salud cardiaca de una persona.
 
El estrés y la fatiga pueden afectar a la salud cardiaca de dos maneras, dijeron Cohen y Becker.
 
El agotamiento por estrés puede afectar los niveles de las hormonas del estrés en el cuerpo, como la adrenalina y la serotonina. Los expertos explicaron que estas hormonas pueden interferir en el sistema inmunitario de una persona y crear una inflamación en el cuerpo.
 
Las personas sometidas a estrés y fatiga extremos suelen realizar conductas que no son buenas para la salud, como fumar o comer alimentos malsanos como modo de afrontar el estrés.
 
Quienes crean sufrir agotamiento vital deberían tomar medidas para reducir el estrés de su vida, como hacer más ejercicio, comer una dieta saludable y poner en práctica técnicas de reducción del estrés, como el yoga o la meditación, sugirió Cohen (Con información de Medline Plus).

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: