Aguada y seca, la piel del fumador

Además de afectar pulmones y corazón, el tabaquismo causa estragos en la piel al disminuir la cantidad de oxígeno.

30/05/2014 7:44
AA
Fumar crónicamente disminuye la cantidad de oxígeno y nutrientes que llegan a la piel y acelera los procesos de muerte celular que provocan los químicos conocidos como radicales libres. Un estudio realizado por la Escuela de Medicina de la Universidad de Miami entre pares de gemelos, entre los cuales uno fumaba y otro no, pudo documentar con fotografías y análisis de la piel cómo el tabaco afecta el tono, hidratación, color y regeneración de las células de la dermis y epidermis.
 
En algunos pares de gemelos, se calculó que la diferencia entre la edad biológica de la piel del fumador y el no fumador era comparable a que hubieran nacido con 14 años de diferencia.
 
“Uno de los rasgos más notorios es la pérdida de tono o fuerza en los tejidos de la piel. Este es un fenómeno que ocurre a la generalidad de las personas con el paso del tiempo, pero vemos que entre fumadores ocurre más rápido”, informó la doctora Jonette Keri, de la Universidad de Miami.
 
Algunos de los casos estudiados y fotografiados fueron difundidos en la página de internet del portal WebMD y pueden ser observados aquí
 
Flacidez
Se han identificado más de 7 mil sustancias químicas en el humo del tabaco y cerca de 70 desencadenan la destrucción del colágeno y la elastina, que son las fibras que dan a la piel su fuerza y elasticidad. Fumar o incluso estar cerca de humo de segunda mano se degrada los cimientos de la piel, de acuerdo con la dermatóloga Jonette Keri. Las consecuencias  de esta exposición al humo incluyen la flacidez de la piel y las arrugas más profundas.
 
Como un problema colateral, el fumar no sólo daña la apariencia de la cara, también implica costos a otras partes de la figura femenina por la pérdida de tono en piel y músculos. Como la piel pierde su elasticidad algunas partes del cuerpo que durante la juventud son firmes pueden comenzar a presentar flacidez de manera anticipada. Esto incluye a la parte interna de los brazos, así como a los senos. Los investigadores han identificado a fumar como una causa de flacidez del pecho.
 
Marcas y arrugas
El estudio fotográfico comparativo entre gemelos, realizado por la Universidad de Miami, documenta cómo el fumar siempre genera marcas en el área alrededor de la boca. En primer lugar, los fumadores utilizan ciertos músculos alrededor de sus labios que causan que tengan arrugas dinámicas que los no fumadores no generan. En segundo lugar, las arrugas dinámicas se suman a la pérdida de elasticidad y juntas marcan líneas profundas que se marcan más, con el paso de los años, alrededor de los labios.
 
Otras arrugas que se marcaron más en los gemelos que sí eran fumadores y que no fueron tan claras en sus pares no fumadores fueron las arrugas en el contorno de los ojos, conocidas en Estados Unidos como pisadas de cuervo y en México como “patas de gallo”
 
“Todo el mundo tiene arrugas en el exterior de los ojos que se forman con el paso del tiempo, pero estas arrugas se desarrollan antes y son mucho más profundis en los fumadores”, dice el reporte del estidio.
 
“Suponemos que el calor de combustión de los cigarrillos, repetido con frecuencia y durante muchos años obliga a desarrollar un gesto facial que consiste en entrecerrar los ojos para evitar humo entre en ellos y contribuye a que las ‘patas de gallo’ sean mucho más visibles. Mientras tanto, los productos químicos del tabaco inhalado causan daños internos en las estructuras de la piel y los vasos sanguíneos alrededor de los ojos”, añaden.
 
Calvicie
Otro de los efectos observados al comparar la piel de gemelos fumadores y no fumadores es la pérdida de cabello, asociada al daño a la piel que cubre el cráneo.
 
“Tanto los hombres como las mujeres tienden a desarrollar cabello más delgado cuando envejecen, y vemos que fumar puede acelerar este proceso. Algunos estudios sugieren incluso personas que fuman son más propensas a calvo. Investigadores en Taiwán han identificado que fumar es un claro factor de riesgo para la calvicie en los hombres asiáticos”, indica el estudio comparativo.
 
Otro aspecto donde fumar daña la piel es en aquellas personas que tienen la condición genética que les hace desarrollar la enfermedad inflamatoria de la piel llamad Psoriasis.
 
“La psoriasis es una enfermedad crónica que causa inflamación, manchas y escamas secas en la piel, generalmente en las rodillas, los codos, cuero cabelludo, manos, pies, o de vuelta. Los parches pueden ser blancos, rojo o plata. Estudios recientes sugieren que los fumadores tienen un riesgo mayor de desarrollar psoriasis”, dice la Universidad de Miami.
 
El estudio concluye señalando que además de las líneas de investigación que existen desde hace décadas sobre los efectos perniciosos del tabaco en pulmones, corazón, dientes y ojos, el estudio de los efectos del tabaco en la piel es un campo amplio por explorar y del cual pueden surgir argumentos poderosos para explicar, principalmente a las mujeres que desean mantener saludable su piel, por qué les conviene alejarse del humo del cigarrillo.

 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: