Aire contaminado puede provocar un infarto

Las partículas del aire sucio podrían muerte súbita en personas sin problemas cardiacos aparentes.

08/06/2010 4:46
AA

Se podría decir que los mexicanos vivímos acostumbrados a la contaminación de la Ciudad, ya para nadie es raro ver el cielo gris, no por las nubes que estarían a punto de regalar un aguacero, sino por los contaminantes que invaden el ambiente.

Apenas la semana pasada, dos días se puso el foco amarillo de alerta por el alto nivel de la contaminación del aire, lo que llevó a implantar al menos dos dias de precontingencia ambiental, etapas en las que las autoridades recomiendan evitar el uso del automóvil en exceso y evitar hacer ejercicio al aire libre.

A algunos alarmó la advertencia del especialistaHumberto Bravo, del Centro de Ciencias de la Atmósfera de la UNAM, quien señalaba que en México caminar algunas horas equivale a fumar 12 cigarros y si la actividad se realiza en las avenidas más contaminadas, la equivalencia sube a dos cajetillas de cigarros.

El estudio más reciente sobre las enfermedades que provoca el aire contaminado se hizo en Australia y la conclusión fue que mientras más contaminado esté el aire, se corre mayor riesgo de tener un paro cardiaco.

Martine Dennekamp, de la Monash University, en Melbourne, estuvo a cargo de la investigación que concluyó que las pequeñas partículas de polvo y otros contaminantes que pueden llegar a los pulmones, están asociados con una mayor mortalidad por enfermedad cardiaca y arterias obstruidas.

Al estudiar si la contaminación del aire eleva el riesgo de sufrir un infarto se obtuvieron diferentes resultados, descubrieron que las partículas en el aire son dañinas para las personas con problemas cardíacos, pero podrían disparar un infarto o la muerte súbita en personas sin síntomas cardiovasculares aparentes.

El equipo revisó 8.434 casos de paro cardíaco súbito en personas mayores de 35 años en la ciudad de Melbourne, entre el 2003 y el 2006. Cuando aumentaba la concentración de las partículas más diminutas (de 2,5 micrones o menos de diámetro, llamas PM2.5), crecía la posibilidad de sufrir un paro cardiaco durante dos días.

Por cada aumento de 4,26 microgramos por metro cúbico de concentraciones de PM2.5, el riesgo de sufrir un paro cardiaco aumentaba un 4 por ciento durante las siguientes 48 horas.

El riesgo individual de sufrir un paro cardíaco es bastante bajo. La Asociación Estadounidense del Corazón estima que, cada año, en América del Norte se produce un paro cardíaco por cada 2.000 personas.

Y el estudio no prueba que la contaminación cause más paros cardíacos, debido a que los autores no identificaron qué participantes fumaban o tenían otros factores de riesgo de la enfermedad cardiaca. 
 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: