Aires acondicionados pueden dañar salud

Los aires acondicionados son la mejor opción para combatir el calor de verano, sin embargo, de no manejarse adecuadamente pueden perjudicar la salud.

06/08/2010 11:26
AA

Durante el calor de verano, el deseo de pararse frente a un ventilador o encender el aire acondicionado es infinito. Incluso en algunas estaciones del transporte colectivo Metro es posible ver que el gobierno ha colocado ventiladores que no sólo refescan el ambiente con aire, sino que además esparcen microgotas de agua para diminuir el calor.

Sin embargo esa sensación de bienestar temporal, podría traer consecuencias negativas en la salud por el cambio drástico de temperaturas a las que se somete al cuerpo humano.

En general, existen tres factores principales de la utilización de climatizadores que pueden afectar a nuestro estado de salud, de acuerdo con lo publicado en 20 minutos son: la diferencia excesiva de temperatura entre el interior y el exterior, la sequedad que provocan en el ambiente y el deficiente mantenimiento de los aparatos.

Según Fernando Escolar Castellón, jefe del Servicio de Medicina Interna del Hospital Reina Sofía de Tudela, si existe una gran diferencia entre los grados de una estancia con aire acondicionado y el exterior, al salir a la calle pueden producirse mareos y exceso de sudoración debido a ese cambio brusco de temperatura.

La sequedad y frialdad del aire puede disminuir nuestras defensas y provocar la aparición de resfriados e incluso el desarrollo de infecciones, tanto virales cono bacterianas, además de dolores de cabeza o migrañas en aquellos pacientes con mayor sensibilidad. Las personas asmáticas deben tener especial cuidado en este aspecto.

Por otro lado, un deficiente mantenimiento de los aparatos climatizadores es la causa de la mayor parte de infecciones por legionella, una bacteria que provoca complicaciones pulmonares, fatiga, dificultad para respirar y en ocasiones diarrea o dolores musculares.

“El mantenimiento de estos aparatos es fundamental para evitar cualquier problema respiratorios, como cambiar los filtros cuando sea necesario o hacer una revisión de la instalación”, aconseja el doctor Luis Miguel Seijo, neumólogo de la Clínica de la Universidad de Navarra y miembro de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR).

 

Sin embargo, no debemos achacar todos nuestros problemas de salud en verano al uso de la climatización, ya que en numerosas ocasiones se tiende a exagerar. “El tema del aire acondicionado es muy complejo ya que existe mucha sabiduría popular sobre sus efectos en la salud pero pocos estudios concretos que demuestre dichas afecciones”, asegura Seijo.

Y es que, según el doctor del SEPAR, “existen estudios en EE UU que demuestran que las personas que tenían aire acondicionado en sus hogares eran menos propensos a las infecciones, ya que evitaban la exposición a contaminantes externos gracias al aire filtrado”.

No sólo problemas respiratorios

Recientemenente, el Colegio de Fisioterapeutas de Cataluña ha advertido del uso “abusivo” del aire acondicionado y del peligro que supone su contacto directo con partes del cuerpo como la espalda o la cara, especialmente mientras se está durmiendo. El exceso de frío puede degenerar en una retracción de fibras musculares y provocar lumbalgias de temporada.

Para no correr riesgos, lo mejor es seguir una serie de sencillos consejos. Por ejemplo, la temperatura ideal de una habitación debe ser de 25 grados. La limpieza de los filtros es otra cuestión fundamental para evitar problemas. Por último, hay que evitar que la corriente de aire que desprende el aparato nos dé directamente sobre el cuerpo.


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: